«Nos gustaría llegar a ser un distintivo de tiempo de calidad». Entrevista a Livit

¿Cuántas veces estamos en una cafetería y observamos en la mesa de al lado a un puñado de personas calladas, absortas con sus teléfonos móviles? ¿Cuántas de esas veces nos hemos sorprendido siendo una de esas personas? El equipo que conforma nuestra startup Livit también se encontró un día con uno de esos grupos, pero decidieron hacer algo al respecto: se pusieron manos a la obra hasta que crearon lo que son hoy, una empresa que ofrece una solución de tecnología para, paradójicamente, alejarnos de ella.

Este proyecto acelerado en La Farola, nuestro espacio de crowdworking de Málaga, innova teniendo en el horizonte una prioridad máxima: mejorar el bienestar de las personas a través del uso responsable de la tecnología. Actúan en dos líneas de negocio: por un lado, para aquellas empresas que quieran establecer hábitos de uso tecnológico responsable a través de un sistema de incentivos para sus empleados y, por otro, directamente para los usuarios interesados en disfrutar más y mejor de su tiempo offline. Aplican innovación para generar momentos de calidad.

Livit: conectar para desconectar

«¿Hasta qué punto han dejado de primar esas relaciones personales, ese cara a cara, y es más importante contar en las redes sociales lo que estás haciendo en cada momento?», fue la pregunta que se hicieron con preocupación estos siete emprendedores que, como nos cuentan, fueron amigos antes que socios. Eso sucedió hace tres años. Hoy nos cuentan orgullosos que haber sido seleccionados para acelerar su startup en una iniciativa como Andalucía Open Future no hace más que corroborar que están «tocando la tecla adecuada».

Las empresas pueden encontrar en esta solución una potente herramienta para la retención del talento, aumentando la implicación de los empleados. Pero como nos advierten David Montesinos, el CEO, y Alfonso Porras, el COO, hace falta que la organización esté concienciada sobre la importancia de reducir el uso del smartphone en la jornada laboral, aumentando así la capacidad de atención y la productividad. «Queremos que la empresa que elija nuestros servicios también ofrezca iniciativas propias, como una mayor flexibilidad o la opción de teletrabajo», nos explica este equipo.

Su experiencia de aceleración en La Farola

Desde que el pasado mes de octubre empezaran a acelerar su proyecto en nuestro espacio de crowdworking de Málaga han abierto su mente hacia nuevos enfoques. «Nuestro cerebro ha explotado», nos cuentan entre risas. «No es lo mismo estar hablando con los compañeros del equipo que con gente que tiene bagaje, experiencia o incluso con otras startups a las que hace tres días les pasó lo mismo que a ti y que te cuentan cómo tomaron una serie de decisiones».

Livit Solutions se basa en promover el bienestar y la salud de los trabajadores. Y para ello apuestan por dos ejes esenciales: actividad física (para lo que entra en juego la startup Trynap, que forma parte de este mismo espacio de aceleración de startups) y alimentación saludable. En lo referente a la Plataforma de Desconexión, descubrimos que también puede tener múltiples ventajas en otras muchas facetas de nuestra vida, como la familiar: «Estamos hablando con instituciones, colegios y asociaciones de padres y madres para solucionar problemas de falta de comunicación en el seno de las familias gracias a nuestra aplicación», nos cuentan.

Su trabajo diario en nuestro espacio de crowdworking les está sirviendo para avanzar hacia los retos que aún tienen por delante, como perfilar la monetización de su proyecto o saltar hacia la internacionalización, para lo que cuentan con el inmenso apoyo de nuestro equipo de mentores. Desarrollan una tecnología innovadora para ayudarnos en lo más importante: aprovechar más nuestras horas y nuestras relaciones personales. Y no tienen duda de adónde quieren llegar: «Nos gustaría que Livit llegara a ser un distintivo de tiempo de calidad», afirman.