OpenWebinars, un salto desde Andalucía Open Future hacia el futuro

Siempre decimos que la metodología de aceleración es como una especie de trampolín desde el que las startups pueden coger impulso, saltar y alcanzar aquello a lo que aspiran. Cuando hablamos de que las startups de nuestros espacios de crowdworking tienen ante sí una oportunidad única para dar un salto hacia el futuro en unos cuantos meses no exageramos: se trata de una aceleración real, que se plasma en un notabilísimo incremento de las cifras, los contactos y la cartera de clientes. Buena prueba de ello es, por ejemplo, OpenWebinars, una de nuestras startups de El Cubo. En octubre de 2015 fueron seleccionados para formar parte de Andalucía Open Future y desde entonces no ha pasado un solo día en el que no hayan dejado de crecer y ampliar sus horizontes. Hoy pueden contar con una sonrisa que son líderes en formación IT en nuestro idioma. Nos lo explica mejor Víctor Humanes, CMO de OpenWebinars y mentor en Marketing Online en El Cubo.

Manuel Agudo (CEO), Jesús Lucas (CTO) y Víctor llevan varios años depositando todos sus esfuerzos y sus energías en el desarrollo de este proyecto, pero hay algo que tienen claro: no habrían podido llegar a gestionar una plataforma de formación IT con 90.000 usuarios y 100 cursos sin su paso por el El Cubo. Una de las grandes ventajas que ofrece nuestra iniciativa a los emprendedores es el acceso a eventos de referencia donde pueden presentar su proyecto y tener acceso a oportunidades que pueden cambiar su futuro. Solo un mes después de aterrizar en nuestro espacio de crowdworking sevillano ya estaban preparándose para defender su proyecto ante inversores en EBEEmprende, donde conocieron al que después sería su socio inversor, Tom Horsey.

La formación IT, su área de negocio, es un sector de gran importancia con un nicho de mercado creciente. «Hoy en día todas las empresas son, en cierto modo, IT. Se trata de un ámbito con un canibalismo feroz: incluso hay programadores con representantes, como los futbolistas». En este sentido, OpenWebinars ofrece a las empresas con las que trabaja un valor esencial: una herramienta para la adquisición y la retención de talento digital. De hecho, su principal cliente, Globalia, ofrece una suscripción a esta plataforma como salario emocional para sus empleados.

OpenWebinars 100 cursos
El equipo de OpenWebinars

Atreverse a dar el salto

Esta startup arrancó con un modelo de negocio en el que los usuarios compraban aquellos cursos que más les interesaban, de forma independiente, aunque pronto darían un giro estratégico a esta estrategia de venta. «Sabíamos que lo que había hasta ese momento funcionaba pero confiábamos en que podía funcionar aún mejor». Esta frase de Víctor fue la que ha dado pie a las grandes decisiones que han tomado desde OpenWebinars y que han sido el origen de su éxito.

La plataforma de formación IT de OpenWebinars ofrece 100 cursos y cuenta con 90.000 usuarios

En el mundo del emprendimiento es muy importante dejarse guiar por las corazonadas. Este equipo estaba convencido de que, aunque la venta individual de cursos les estaba yendo muy bien —cerraron el primer año de andadura empresarial con una facturación de 140.000 euros—, la tendencia iba a discurrir por la senda de la suscripción. Destacan en este punto la labor de los mentores de El Cubo, que les empujaron a dar el paso definitivo. Aún no lo sabían, pero acababan de tomar una de las mejores decisiones de sus vidas.

Antes de lanzarse a la piscina de la suscripción hicieron una estimación y se dieron cuenta de que para llegar a su objetivo tendrían que pasar por un valle de pérdidas. El momento había llegado. Aquí es donde se dieron cuenta de que era hora de descolgar el teléfono y recibir esa inversión, la de Tom Horsey, que habían rechazado unos meses antes por considerar que era mejor esperar. Es uno de los ejemplos en los que seguir al corazón sale bien: aunque atravesaron un momento de inicial de pérdidas, en 2017 facturaron 250.000 euros y las estimaciones de cierre para este año son de 600.000 euros.

Un vínculo que no termina con la aceleración

La relación entre las startups y Andalucía Open Future no finaliza con el periodo de aceleración. Manuel Agudo, el CEO, Jesús Lucas, el CTO, y Víctor Humanes, el CMO, son desde hace un año mentores en el espacio que los vio crecer como emprendedores. «Creo damos mucha tranquilidad a los equipos. Lo primero que le digo es que hace dos años yo también estuve sentado ahí. A partir de ese momento cambia radicalmente la relación, se relajan», explica Víctor.

Estudio de grabación OpenWebinars
Estudio de grabación de los cursos en la oficina de OpenWebinars

Los startuperos ven estos tres mentores no solo un referente a seguir, sino también personas capaces de comprender de una manera especial lo que pasa por su cabeza. «Hay por ahí mucho mentor, mucho coach que va de gurú. Nosotros preferimos no imponer ni decir qué es lo mejor en cada momento, sino dejar claro que todo lo que digamos es porque ha sido nuestra experiencia, y la contamos por si les sirve, pero dejando en todo momento que sea la startup la que decida».

Además, mantienen un contacto continuo con los directores de El Cubo. Hablan muy a menudo y han formado parte del jurado de selección de startups de varias convocatorias del #RetoAOF. Por poner un ejemplo, ahora van a ser miembros del jurado del II Venture on the Road, del que hablamos hace unos días.

Como muestra el caso de OpenWebinars, todo un éxito, Andalucía Open Future es un trampolín hacia un sinfín de oportunidades. Un espacio donde no solo disponer de una mesa de trabajo y de medios físicos para desarrollarse, sino de lo que es más importante: acceso a oportunidades de negocio e inversión, una red de contactos y la guía fundamental que constituyen los mentores, que alumbran a las startups durante todo su proceso de aceleración. «Siempre digo que en El Cubo en un año anduvimos lo que habríamos andado en tres, pero no hay que olvidar una cosa: Andalucía Open Future no te acelera, te aceleras tú. Te brindan las herramientas, pero tienes que aprovecharlo y poner de tu parte para experimentar una aceleración real».