«Andalucía ha producido pequeñas joyas en los últimos años y se ganó el respeto y la atención de la comunidad internacional», Antonio Fabrizio

Antonio Fabrizio es la personificación y certificación de que una de las columnas vertebrales del programa de aceleración de Andalucía Open Future es real y tangible: los emprendedores tienen acceso directo a inversores, y es una oportunidad dorada para establecer relaciones de financiación interesantes.

Fabrizio es Venture Partner y CEO en Innovation Booster. Conocedor como pocos de las startups y sus necesidades, de cómo validar ideas y cómo testarlas, se trata de un verdadero startupper, como bien le definen sus colegas de profesión. Un inversor italiano que ha encontrado entre las startups desarrolladas en Andalucía un nicho muy importante de mucho y muy buenos proyectos empresariales.

¿Quieres tener acceso a inversores y acelerar tu startup con Andalucía Open Future?

Hemos charlado con él para compartir el punto de vista del inversor, para cerciorarnos de sus intereses y comprender que el talento, la innovación, las buenas ideas y el trabajo no se transforman en éxito por casualidad.

Desde tu perspectiva como inversor extranjero, ¿qué te resulta interesante de Andalucía Open Future?

En primer lugar, quiero dar las gracias por la entrevista. Andalucía Open Future es como una familia para mí y quiero agradecer especialmente a José Ignacio Morales Conde, crowdworking Manager en Telefónica, y Juan Jesús Velasco Rivera, responsable del centro crowdworking El Cubo y miembro de la Junta de Andalucía, que, desde el primer momento, me hicieron sentir como si estuviera en casa y se rindieron disponibles a facilitar mi integración y la de mi empresa.

AOF es un programa que está funcionando perfectamente y refleja muy bien el espíritu de apertura de todo el territorio hacia la Open Innovation. En El Cubo, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, en Italia, se generan importantes sinergias entre los sectores público y privado, en concreto Junta de Andalucía y Telefónica, que, en conjunto, contribuyen al crecimiento de las nuevas empresas innovadoras. Además, el Cubo es un lugar de trabajo muy estimulante e inspirador donde las startups tienen una gran oportunidad para entrar en contacto con otras empresas locales e internacionales. Uno de los aspectos que realmente me impresiona de AOF es el número de actividades que cada mes se llevan a cabo. En el Cubo se hacen eventos de gran importancia para las startups y los inversores y muchas veces participan invitados de alto nivel, como ocurrió durante el Investor Day. Seminarios y conferencias son una herramienta excelente para mantenerse al día y una buena oportunidad para crear partnership.

Por último, AOF puede recibir el mérito de haber hecho empezar las actuaciones de recalificación urbana de lugares en la zona Expo ‘92 que han estado abandonados durante muchos años, como por ejemplo el Pabellón de Francia.

Me enorgullece poder formar parte de todo eso. AOF es un proyecto ambicioso, y estoy muy seguro que es sólo el comienzo.

¿Cómo ve un inversor toda la actividad y los resultados de Andalucía Open Future?

AOF tiene ambiciones y objetivos para el futuro. Cualquier inversor sabe que estos componentes llevan al éxito y, no por casualidad, elegí a Sevilla como punto de partida para mi nuevo proyecto, Innovation Booster. Andalucía ha producido pequeñas joyas en los últimos años y se ganó el respeto y la atención de la comunidad internacional. Historias exitosas de crecimiento económico como las de Muving, Glamping Hub y Mission Box no surgen al azar. España es el sitio perfecto para crear una actividad empresarial y, especialmente Andalucía, ofrece muchas más oportunidades para establecerse y expandirse en el mercado. Esta región se ha consolidado como a la vanguardia del sector Agri-tech, Smart City, turismo y AI.

Sevilla es el hogar del Joint Research Centre de la Comisión Europea y quiere liderar la industria AI a escala europea. Sin embargo, el principal motor de la economía andaluza sigue siendo el turismo, que cada año genera un volumen de ingresos de millones de euros. No faltan, por lo tanto, las oportunidades para invertir.

Por todo ello, estoy ayudando a un gran número de empresas innovadoras europeas que están creciendo a expandirse en el mercado español y/o de países de habla hispana. Del mismo modo queremos ayudar a las empresas españolas a abrirse al mercado italiano y/o inglés.

Innovation Booster nació en la primavera del 2018 y es el fruto de las experiencias positivas de diferentes aceleradores internacionales. Somos un Venture Partner europeo que trabaja con entusiasmo y eficiencia dando apoyo a los fondos de inversión para localizar a las startups más prometedoras y a las nuevas empresas innovadoras, para que puedan crecer y conectarse con inversores, ya que no siempre resulta fácil acceder a ellos o encontrarlos. Somos una pequeña realidad empresarial, pero tenemos grandes ambiciones. El portfolio de Innovation Booster cuenta con seis startups y hemos llegado a una capitalización de algo más dos millones de euros en menos de un año.

Nuestra meta es acabar superando los diez millones de euros a finales de año, quizás involucrando alguna startup española. Ahora tenemos 10 personas en el equipo trabajando en este proyecto: cuatro en Sevilla, tres en Italia, dos en Londres y una en Francia. Nuestro objetivo a corto plazo es de convertirnos en un Startup Hub de soporte para nuevos proyectos innovadores, con cobertura a nivel europeo. Queremos entablar sinergias y expandir nuestra red en España con Aceleradores, Incubadoras, Venture capital, Business angels y sector público (Junta de Andalucía y Ayuntamiento), así como, obviamente, las mejores startups del circuito AOF, para crear un nuevo formato de aceleradora en materia de innovación en calidad de Venture Partner.

¿Cómo es tu relación con las startups y con nuestro programa de aceleración?

Innovation Booster tiene un network muy potente en Italia y Reino Unido. Por lo que respecta a España, buena parte de mi network aquí tiene que ver con AOF y lugares como El Cubo han contribuido de manera determinante al establecimiento de lazos con startups, empresas e inversores. Con el tiempo se han creado relaciones de confianza con muchas de las personas que viven diariamente El Cubo. Y no me refiero sólo a relaciones laborales, sino también personales.

Recuerdo con agrado las jornadas de el Investor Day y el Academy. Fue un placer ayudar los chicos y las chicas en la elaboración de la estrategia ganadora, aportando sugerencias sobre algunos aspectos claves para despertar interés en los inversores. Fue también algo muy divertido y, en cierto sentido, formativo para mí también. Aprendo siempre algo estando cerca de jóvenes innovadores. Después de todo, la fase inicial de las nuevas empresas es mi hábitat natural. Con Innovation Booster nos centramos principalmente en las fases de early stage, grow y scale-up de las startups.

Antonio Fabrizio, antes de cerrar la entrevista, quiere regalarnos algo…

Un pequeño adelanto para ustedes, amigos de AOF. Me gustaría trabajar en la creación del primer bridge entre España e Italia y organizar, en primavera de 2020, el primer evento entre la Junta de Andalucía, la CEOE, la Regione Lazio y la Confederación de los industriales italianos (Confindustria). Pronto nos pondremos en contacto con la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla para que se entable una ronda de debates con todas las partes interesadas. Estén seguros de que ustedes serán entre los primeros en enteraros.

«La fase inicial de las nuevas empresas es mi hábitat natural»

AOF es una realidad encantadora, altamente recomendable para quién esté interesado en el mundo de la innovación. En El Cubo se hablan muchos idiomas, aparte de ser un lugar abierto y acogedor, para quienes estén buscando una Hub de innovación y/o aceleración, donde estén presentes -y en activo- startups preparadas para recibir inversiones de países extranjeros.

Animo a otros emprendedores e inversores internacionales que residan o están de paso por Sevilla para que acudan a El Cubo. Es la mejor forma de introducirse en el ecosistema local, hablan tu idioma y te reciben con los brazos abiertos ya que tienen una notable vocación de servicio y de apertura a la internacionalidad de sus proyectos y el espacio ubicado en el PCT cartuja.