Cinco claves para afrontar un proyecto de Hardware, por Miguel Ángel López Navarro

Cuando pensamos en desarrollar un proyecto de hardware nos vienen a la cabeza cuestiones como el prototipado, la fabricación o la producción, pero acelerar un proyecto de hardware es mucho más que eso. En el desarrollo de este tipo de soluciones entran en juego otros múltiples aspectos que debemos tener en cuenta: herramientas, enfoques y consideraciones que pueden ayudarnos a prevenir errores y a acercarnos a nuestros objetivos empresariales. Estas claves allanan un poco el camino emprendedor y nos ayudan a que el desarrollo de nuestro proyecto sea más eficaz y nuestro trabajo más fluido.

Miguel Ángel López Navarro es mentor en Hardware y Fabricación Digital y sabe mucho de eso. Desde El Cubo, nuestro espacio de crowdworking de Sevilla, guía a las startups por este apasionante camino que arranca con el prototipado y validaciones, pasa por mucho ‘cacharreo’ y finaliza con la producción y comercialización del producto.  Nos cuenta las

Cinco claves para afrontar con éxito un proyecto de Hardware:

 

1. Hardware libre, conócelo. El hardware libre puede acelerar nuestro proyecto de una forma brillante, pero no todo es gratis. ¿Sabías que tiene sus derechos y está protegido, con lo que estás obligado a hacer tu proyecto también abierto? En la medida de lo posible trata de usarlo para investigar y establecer las bases de tu idea, pero posteriormente, cuando quieras comercializar, desarrolla tu propia electrónica para dotar al proyecto de solidez y profesionalidad. No obstante, la comunidad open se basa en la ayuda mutua y en compartir conocimiento. Si devuelves algo del conocimiento adquirido estarás ayudando a otros emprendedores que pasarán después por tu mismo camino.

2. La revolución 3D. Las impresoras 3D nos permiten un bocetado rápido y el lanzamiento de prototipos como nunca antes habíamos visto. Siempre debemos pensar en tiradas cortas, o quizás alguna tirada media. Lanzar una gran tirada de tu producto en impresión 3D no es viable en términos de costes, de tiempo y de terminación. Es mejor pensar en otras tecnologías que te permitan manejar un volumen masivo. Si vas a tomar el camino de la inyección de plástico en moldes es indispensable que pidas consejo a un profesional de la inyección, ya que no todo se puede producir por esta técnica, y siempre realiza un prototipo 3D aditivo de alta calidad que te permita comprobar que todo va a ir bien con el desarrollo posterior de los moldes, ya que son caros y complejos.

3. Apps, ¿nativas o híbridas? Las apps son el complemento ideal de muchos proyectos de hardware. Una app híbrida acorta el camino hacia un desarrollo multiplataforma, pero tiene limitaciones en cuanto al acceso al hardware de los dispositivos, el rendimiento y la durabilidad en el tiempo por motivos de compatibilidad con las distintas plataformas. Planifica correctamente tus necesidades futuras antes de tomar un camino u otro, el camino nativo es más largo y costoso, pero a veces necesario. Si te decides por apps nativas no discrimines a una plataforma en beneficio de otra, trata de mantener las mismas funcionalidades en las distintas plataformas en las que decidas tener presencia.

4. La cifra crítica. Cuando llegue el momento de producir en masa tendrás la duda de cuánto hacer y dónde. Al principio te asustará la cantidad, pero madura bien tu estrategia y trata de llegar lo más alto que puedas, eso te beneficiará muchísimo en costes y facilitará el desarrollo de tu proyecto. Para salir fuera de España y producir en mercados asiáticos trata de moverte en cantidades de 2.000 unidades o más. Por debajo de eso es mejor buscar opciones en España o Europa.

Antes de aventurarte a producir en masa es muy importante que pilotes tu proyecto. Márcate un objetivo de clientes a los que le cedas tu tecnología a cambio de su feedback. Esta plataforma de pruebas te reportará errores, problemas y otros enfoques que pueden ser vitales para el éxito de tu proyecto.

5. No seas egoísta, pregunta a tu círculo. A veces cometemos el error de pensar que lo que a nosotros nos gusta es lo que le gusta a nuestro público, y eso generalmente es erróneo. Consulta las características de tu producto con compañeros, familiares y amigos, pilota el producto y acepta las críticas, escucha a tus posibles clientes y sé flexible. Aunque pensemos que somos dueños de la idea y quien mejor la conoce, es más que probable que no hayamos tenido en cuenta una gran cantidad de variables y enfoques y que podamos estar cometiendo errores. En esta fase del proyecto ser humilde y receptivo es un punto clave a favor.

 

 

Las startups que pasan por El Cubo, La Farola, El Cable y El Patio son de muy diversa índole. No todas tienen las mismas necesidades ni los mismos objetivos en el horizonte. Mientras que algunas trabajan en plataformas o apps (software) otras startups desarrollan un producto físico (hardware). Lo que puede ser válido para una quizás no sea la mejor idea para otra, de ahí la importancia y el éxito de la metodología de aceleración de  Andalucía Open Future, que ofrece a cada una de nuestras empresas un plan de trabajo personalizado, una hoja de ruta que nuestros mentores especializados diseñan específicamente para ellas.

Las startups encuentran todo el apoyo que necesitan para acelerar su proyecto gracias a nuestra metodología y al trabajo de especialistas como Miguel Ángel. Si tienes una startup de hardware mantente atento a nuestras próximas convocatorias porque en Andalucía Open Future podemos ayudarte a desarrollar tu producto y lanzarlo al mercado.

Imagen: Fancycrave (Unplash)