Matthew Hastings: «En una startup tienes un punto de vista más abierto, puedes verlo todo»

Matthew Hastings estudia Negocios Internacionales en Gustavus Adolphus College (Minnesota). Desde Estados Unidos ha aterrizado directamente en Newfarm, una de nuestras startups de El Cubo, donde desarrollan un dispositivo tecnológico para incorporar jardines verticales para el cultivo automático de plantas comestibles o decorativas en las cocinas.

A falta de un año para graduarse, ya le brillan los ojos cuando habla de lo que quiere hacer en el futuro: sueña con ser consultor. Ahora investiga la acogida que tendrá el producto de Newfarm en su país. En definitiva, a Matthew le gusta lo que hace y se le nota.

Nos comenta entusiasmado que le apasiona el trabajo colaborativo que caracteriza a nuestro espacio de crowdworking y la visión global que aporta trabajar todos con todos. Se siente uno más, un miembro de un ecosistema de cooperación y esfuerzos compartidos. Pero, por encima de todo, se siente útil. Nos lo cuenta él mismo.

¿Cómo estás viviendo hasta el momento la experiencia en Sevilla y en El Cubo?

Me lo estoy pasando muy bien aquí. La gente de Sevilla es muy amable y El Cubo me parece un espacio fantástico. Gracias a esta oportunidad estoy trabajando con Newfarm, en concreto en el área de marketing.

Háblanos un poco de un trayectoria. ¿A qué te dedicabas antes de estar en Andalucía Open Future?

Estudio Negocios Internacionales en una pequeña universidad de Estados Unidos, Gustavus Adolphus College (Minnesota). Solo me queda un año para graduarme. Antes de estar aquí, hice prácticas en los departamentos de marketing de distintas empresas de mi país.

¿Cuáles son tus funciones dentro de Newfarm?

Estoy haciendo mucha investigación de mercado, sobre todo aplicada a Estados Unidos, ya que nos interesa conocer si nuestro modelo de jardines verticales tendrá éxito allí.

¿Y crees que lo tendrá?

Creo que en Estados Unidos este dispositivo sería todo un éxito. Estamos investigando mucho en el ámbito de la cocina, que es muy diferente de la cocina española. Allí es más como una especie de salón, un espacio grande donde puedes estar con tus amigos o tu familia. El problema que tenemos con el producto en España es que las cocinas son más pequeñas, por lo que resulta más difícil incorporar un nuevo electrodoméstico. Allí veo más factible que aquí la aceptación del producto. Nuestra idea es empezar aquí y expandirnos luego.

¿Qué crees que has aportado a Newfarm?

Para ellos es más complicado buscar en otros mercados. En mi caso, al ser norteamericano y al estar la mayoría de los estudios existentes en inglés, creo que mi aportación es muy beneficiosa. Además, se trata de un mercado donde se habla mi idioma. En definitiva, colaboro con ellos ampliando su grado de conocimiento sobre un mercado que va a ser previsiblemente exitoso.

¿Cuáles son las ventajas de aprender en una startup, frente a hacerlo en empresas más consolidadas?

Aprender en una startup es una experiencia increíble. Cada día es diferente del anterior. Tenemos un equipo en el que cada uno hace una cosa diferente, pero también hacemos muchas cosas juntos y podemos colaborar unos con otros. Lo mejor de una startup es que tienes un punto de vista más abierto de la empresa. Puedes verlo todo.

Newfarm

¿Cuáles son las diferencias entre la forma de trabajar en Estados Unidos y en España?

Por ejemplo, las horas de trabajo son diferentes. Aquí se trabaja de forma más ordenada. Además, allí cada uno tiene su propio espacio, donde trabaja con su ordenador, independiente de los demás. Creo que el trabajo aquí es más colaborativo y cada cosa que se hace es muy importante para el resto de compañeros.

¿Qué te ves haciendo dentro de unos años?

Dentro del ámbito de los negocios, donde tengo experiencia y formación, quiero ser consultor. Mi pasión, lo que me mueve, es solucionar problemas que puedan surgir dentro de las empresas, tanto nacionales como internacionales.

¿Te han entrado ganas de emprender con esta experiencia?

No descarto emprender por mí mismo, ¡pero primero necesito tener una idea! Lo bueno es que siendo consultor tienes la oportunidad de aprender mucho, de reunir una serie de conocimientos que son válidos para poder aplicarlos posteriormente en cualquier otra empresa.

Cuéntanos en un tuit qué significa para ti Andalucía Open Future.

Una experiencia inolvidable con la que me siento muy útil. En otras empresas en las que hay miles de personas haciendo lo mismo que tú algunas veces no te sientes lo suficientemente importante. Esa fue mi experiencia, al menos, en Estados Unidos. No era ni mejor ni peor, sino diferente.

¿Recomendarías la experiencia en Andalucía Open Future?

Totalmente. Está siendo maravilloso e inolvidable. Conozco a muchos compañeros que están haciendo prácticas, pero no les gusta, no les llena, porque se dedican a rellenar con números un Excel o a traducir documentos. Aquí tengo la oportunidad de hacer muchas cosas diferentes y de aportar conocimientos a la empresa. Además, en Andalucía Open Future estamos muy cerca de los inversores.