Batchor, el software de edición de fotografía que utiliza Aliexpress, cierra una ronda de 160.000€

Inma Arteaga y Lucas García se conocieron hace un par de años, cada uno emprendiendo por su cuenta, y desde prácticamente el inicio supieron que podían formar un gran equipo que además contaba con experiencia en el sector.

Juntos fundaron Pixitour, una startup enfocada a la fotografía y el turismo, pero al dar los primeros pasos en el desarrollo del negocio llegó la pandemia. Fue entonces cuando se vieron obligados a tomar la decisión que todo emprendedor debe plantearse en algún momento de su trayectoria: renovarse o morir.

Esa experiencia previa en el mundo de la fotografía y el emprendimiento les permitió encontrar una nueva oportunidad de negocio: la edición de fotografía automatizada.

Así, en marzo de 2020, comienzan a desarrollar Batchor, un software de automatización del proceso de edición para fotografías para eCommerces y marketplaces. Ya lo tenían. Una necesidad, un producto con alta escalabilidad, tecnología punta… ya solo quedaba ponerse manos a la obra con el MVP.

Hasta ahora han conseguido llamar la atención de varios clientes como Aliexpress o Maserati. Recientemente han cerrado una ronda de inversión valorada en 160.000€ y no descartan abrir otra mayor en un futuro próximo. Hemos hablado con Inma sobre cómo han vivido estos momentos en la empresa.

¡Os dejamos con la entrevista!

Inma, cuéntanos ¿cómo han sido los últimos meses en Batchor desde que abristeis la ronda?

Ha sido una ronda intensa y larga. Nosotros empezamos en enero con la ayuda de Juanje Velasco -director de El Cubo- para hacer una primera selección de los inversores que cuadraban con nosotros. En marzo dimos con TBC y empezamos a negociar con ellos, también se unió Alma Ventures. Al final han sido tres meses muy intensos de negociaciones para cerrar condiciones previas, pacto de socios etc.

Haciendo un viaje en el tiempo, y recordando vuestro paso por AOF ¿qué os lleváis de esta experiencia?

Nosotros hemos podido vivir la experiencia dos veces, primero con Pixitour y más tarde con Batchor. Cuando decidimos hacer el pívot en marzo del año pasado, AOF se convirtió un apoyo muy importante, y más en un momento tan complicado como la pandemia. Gracias también a ese respaldo institucional, los medios que nos ofrecía el programa, y nuestra experiencia en este mundo, hemos podido aprovechar mucho mejor las oportunidades.

Y de cara al futuro, ¿cuál es vuestro próximo objetivo?

Con los recursos de esta ronda, queremos hacer el producto 100% escalable tanto a nivel técnico como a nivel comercial. Paquetizarlo y hacerlo un software self-service. Y por otro lado, desarrollar una estrategia comercial y de marketing, para poder entrar en la fase growth a principios del año que viene. Para ello abriremos otra ronda más grande y así poder multiplicar ventas y crecer exponencialmente.