“Andalucía es creativa y el espíritu emprendedor se está empezando a despertar”. Entrevista a Juan Carlos Urbano

Juan Carlos Urbano es el director de nuestro espacio de crowdworking de Málaga, La Farola. Tiene un profundo conocimiento del ambiente emprendedor de la capital malacitana, de todos los actores que intervienen en el crecimiento de un espíritu innovador y de emprendimiento que están convirtiendo a la ciudad en un importante polo de atracción de talento e iniciativas.

Por estos motivos hemos estado hablando con él en el espacio que tiene Andalucía Open Future en la ciudad de la Costa de la Luz. Está convencido de que la nueva convocatoria del #RetoAOF atraerá a multitud de empresas con un grado de madurez destacado, hecho que ayudará al desarrollo de nuevas ideas en los ámbitos del turismo y los contenidos digitales por los que apuesta La Farola.

Como siempre, es mejor que nos lo cuente el propio Juan Carlos Urbano a través de esta entrevista.

¿Cómo afrontáis este nuevo #RetoAOF?

En esta ocasión, en La Farola acogemos a 5 empresas. Si verticalizamos muy bien en función de las áreas por las que se quiere apostar, como son el turismo y los contenidos digitales, lo afrontamos con ciertas expectativas de éxito, en el sentido de que vamos a tiro hecho, ya que contactaremos con empresas que no se han podido presentar en la edición anterior porque no estaban preparadas aún, y la hemos ido preparando para que en esta edición sí puedan optar a participar. Por este motivo, por el tiempo que ha transcurrido desde entonces para ponerse a punto, creo que las startups que van a apostar por esta convocatoria tendrán un grado de madurez bastante alto.

¿Tiene Málaga la suficiente fuerza como para dar tantos proyectos innovadores?

Málaga tiene un amplio sistema de emprendimiento muy bien cosido porque somos muchos los actores que en la ciudad estamos dentro del círculo. Lo que hacemos es que nos integramos para remar todos en un mismo sentido y cada uno encontramos el hueco: tenemos los espacios de Promálaga, que están haciendo parques de aceleración, los Business Angels Costa del Sol han abierto un proceso de aceleración centrado en turismo, El Rayo Verde, por parte de la Universidad de Málaga, tiene su parte de spin off.

Somos muchos actores para dar cabida a todas las demandas que pueda haber. Todo emprendedor sabe que tiene todos estos actores en los que puede confiar y puede delegar para hacer sus acciones de emprendimiento y entre todos los actores, estando en entendimiento unos con otros, podemos dar más calidad al grado de aceleración o de incubación, en función del estadio en el que se encuentre cada startup.

Si me preguntas ¿hay tanto emprendimiento en Málaga? A lo mejor se ve más diluido que en otras provincias, pero es por el hecho de que hay más actores que acompañan al ecosistema del emprendimiento.

¿Hay entonces tantas iniciativas para acoger todo el emprendimiento?

En Málaga, la apuesta por el emprendimiento está muy bien cosida. Tenemos actores como son el propio Ayuntamiento, como es la Diputación de Málaga, por parte de La Térmica, la Universidad de Málaga con el Rayo Verde, Unicaja con el programa de Ucinet, que van haciendo formación en el plano financiero, los mencionados Business Angels Costa del Sol… Hay un grado de experturía notablemente importante y grande y eso hace que los emprendedores que tengan a bien ponerse con foco en Málaga son conscientes de que pueden tener en un sitio u otro ese tipo de ayudas.

Juan Carlos Urbano

Teniendo en cuenta todas estas iniciativas que encontramos en Málaga, ¿por qué una startup debería apostar por su aceleración aquí, en La Farola?

Nosotros no somos competencia de ninguno de estos actores. Somos el eslabón final del grado de aceleración. En La Farola, al igual que ocurre en El Cubo y en El Cable, dotamos de un grado de profesionalización y un grado de aceleración que va más allá de la incubación o de una escuela de negocios. Las startups que quieran apostar por ser aceleradas aquí tienen que ser conscientes de que vienen a eso, a ser aceleradas. Que deben tener su Producto Mínimo Viable, que han de tener su validación en el mercado o bien testado, en el que ya haya hecho una incipiente facturación o haya demostrado que existe un segmento de clientes en el que tenga oportunidad de ventas. Y lo que tiene que tener interiorizado es que necesita ayuda para profesionalizarse. Si una startup está en fase de idea o tiene su MVP pero no interioriza su necesidad de ayuda, no es momento de acelerarse en Andalucía Open Future. Este es un sitio donde te tienes que dejar ayudar.

Una de las cosas que más valoran los emprendedores de Andalucía Open Future cuando hablamos con ellos son las mentorizaciones. ¿Lo ves como rasgo diferencial de otras iniciativas?

Por supuesto, lo de menos es el espacio. El valor añadido y el activo principal de Andalucía Open Future es cartel de equipo de mentores que tiene. Los especialistas que están detrás de las mentorizaciones son profesionales con gran reputación y prestigio, que en sus empresas y sus trabajos diarios realizan sus labores y esas mismas labores y el mismo conocimiento los trasladan cuando vienen aquí. Trasladar ese know-how para la profesionalización de una empresa es el punto de inflexión que te va a llevar de la mano en tu profesionalización si eres una startup.

Un mero espacio donde tengas una infraestructura, comunicaciones, tu equipo informático, pero no estés acompañado de esa ayuda, que es la que te va a empoderar para hacerte empresa, no deja de ser un sitio donde vas a tener tu idea pero no vas a profesionalizarla.

¿Qué te sorprende de las startups que llegan a La Farola? ¿Van cambiando las necesidades de los emprendedores?

Llevamos dos años (el próximo día 20 de noviembre es el aniversario de La Farola), y de todas las startups que han pasado por aquí, después de hablarlo con el equipo de mentores, detectamos que todas mienten. Todas mienten. Y se mienten a sí mismas. Esto es un periodo de aceleración de 8 meses donde se dejan las cosas claras antes de entrar y, aún así, hay que realizar acciones de diagnosis para quitar toda la capa de cebolla que envuelve a cada uno de los proyectos porque, ya sea consciente o incoscientemente, llegas a la conclusión de que todas están no diciendo la verdad absoluta acerca de su proyecto.

¿Con qué necesidades llegan los emprendedores?

La principal es un plan de empresa. Muchos de ellos vienen con sus proyectos y son expertos, especializados, licenciados de su área, por ejemplo en telecomunicaciones, saben muy bien de su producto o servicio, pero no tienen definido un plan de empresa para llevar todo eso a la viabilidad.

¿Es Andalucía emprendedora?

Andalucía es creativa. El espíritu emprendedor se está empezando a despertar. No es de naturaleza emprendedora, pero sí es creativa. Y la creatividad es un paso muy importante para llegar al emprendimiento. ¿Qué es lo que falta muchas veces? Es un grado de especialización o plan de empresa.

En Andalucía somos muy creativos ─¡y me incluyo!─, somos así. Será el clima o lo que sea, pero hay más creatividad que en otros sitios. Llevar esa creatividad a la comercialización a través de un servicio que pudiese ser demandado por un segmento de público es lo que falta al final. Que estemos en Andalucía Open Future ayudando precisamente a eso, facilitará que el círculo de emprendimiento crezca.

Es muy importante que todos estemos alineados, porque es fundamental que los emprendedores se metan en ese círculo, ya sea el Rayo Verde, Promálaga, Andalucía Open Future… da igual. Si no están preparado para AOF que estén tranquilos, nosotros los derivaremos a alguno de los otros programas. Pero lo importante es que estés ahí, que estés en ese círculo, porque hay actores que pueden ayudar a profesionalizar la idea. Estando dentro del ambiente llegarán a pensar en empresa y a tener empresa.