¿Qué etapas componen el programa de aceleración de El Cubo?

¿Cómo es el viaje que recorre una startup que forma parte del programa de aceleración de El Cubo?

Hasta el próximo 1 de septiembre, el centro de crowdworking El Cubo de Andalucía Open Future mantiene abierta una nueva convocatoria para seleccionar hasta 10 startups que formen parte de su programa de aceleración. Este “III Reto Crowdworking El Cubo” ofrece a las startups seleccionadas un intenso programa de trabajo para contribuir al desarrollo y crecimiento de sus negocios, acercándolas al mercado y también a la financiación además del acceso a contactos, mentores y, por supuesto, un espacio de trabajo en el que poder desarrollar cada proyecto. Hoy vamos a hablar de las distintas etapas que componen el programa de aceleración.

Durante este primer año de andadura, El Cubo ha acelerado ya 12 startups. Cinco de ellas ya están facturando y tres han obtenido inversión privada.  Una decidió no continuar con su actividad y el resto están ultimando sus respectivos lanzamientos comerciales que tendrán lugar tras el verano. También están preparando su salto a Silicon Valley para seguir acelerando su negocio. Nos sentimos satisfechos con el trabajo realizado pero también hemos aprendido mucho. un aprendizaje que vamos a revertir en la siguiente edición para buscar la excelencia.


Cómo trabajamos en El Cubo

No hace mucho, precisamente, os contábamos a grandes rasgos cómo trabajamos en El Cubo para ayudar a las startups a salir al mercado y crecer. Básicamente, combinamos las sesiones con nuestros mentores con servicios profesionales, recursos que pueden aportar valor a las startups y contactos de calidad que pueden servir de palanca para una empresa y que tanto Telefónica como la Junta de Andalucía ponen a disposición de las empresas aceleradas en la iniciativa Andalucía Open Future.

Aunque pueda sonar “simple”, esta combinación de recursos se apoya en una metodología que hemos diseñado y que nos permite definir, para cada startup, un plan de trabajo personalizado y, por tanto, ofrecer a cada startup un “viaje personalizado” y cercano, por tanto, a su negocio particular.

¿En qué consiste el viaje que te proponemos desde El Cubo?

Todo viaje está compuesto de etapas, en nuestro caso, el programa de aceleración está compuesto de 3 fases y un periodo de viaje de 4+4 meses; 3 pasos que cubren desde el desarrollo del producto hasta la internacionalización y la expansión de las ventas. El objetivo es que, de manera incremental, cada startup experimente una evolución que le permita entrar con un prototipo y salir con un negocio validado por el mercado y, por consiguiente, ya facturando.

Fase 1: “Desarrollo de un producto excelente”

Concretamente, la primera de las fases del programa tiene como nombre “Desarrollo de un producto excelente” y su objetivo es transformar un prototipo en un producto mínimo viable (MVP) para validar las hipótesis o asunciones que ha tomado la startup a la hora de poner en marcha su proyecto. Para poder desarrollar este MVP, la startup debe afinar su propuesta de valor, identificar y conocer a sus potenciales clientes y realizar, de manera rigurosa, un buen análisis del mercado y su competencia que permita validar si realmente existe el market fit que se ha identificado.

Fase 2: “Validación y lanzamiento al mercado”

Una vez definido el MVP, la startup pasará a la siguiente fase, titulada “Validación y lanzamiento al mercado”. En este punto, la prioridad es “salir a la calle” para captar clientes reales y validar con ellos nuestro MVP además de recoger todo el feedback que nos sea posible (y nos permita ajustar nuestro producto o nuestro modelo de negocio). El lanzamiento del MVP requerirá que pongamos en práctica acciones de marketing que nos permitan llegar a estos primeros usuarios o comenzar a medir algunos indicadores clave de nuestras operaciones.

Fase 3: “Crecimiento y escalado”

Si la validación no resultase satisfactoria, habrá que revertir todo el aprendizaje adquirido para replantear nuestro modelo de negocio o nuestro producto y, quizás, plantearnos la opción de pivotar para tener una mejor aproximación al mercado. Si, por el contrario, la validación resulta satisfactoria, nos adentraremos en la siguiente fase de nuestro viaje: “Crecimiento y escalado”; es decir, enfocarnos en vender a mayor escala y, por tanto, crecer en clientes y en facturación (a la vez que controlamos o disminuimos nuestros costes operativos).

En paralelo a este viaje, iremos trabajando con cada startup aspectos de carácter horizontal como la financiación, la estructura societaria de la empresa, el pacto de socios o aspectos legales como el cumplimiento de la LOPD o la elaboración de contratos con usuarios y proveedores.

¿Y por dónde se empieza?

¿Todas las empresas realizan el mismo itinerario? El punto de partida de cada startup viene definido por una reunión de diagnóstico inicial que cada startup mantiene, durante la primera semana, con el equipo de El Cubo. El objetivo es realizar un análisis en profundidad de cada equipo y del estado del producto (si está en fase de prototipo o en MVP o si el producto está ya en el mercado) para marcar el punto de inicio del plan de trabajo y los objetivos que nos marcaremos durante el resto del programa.


Sesiones con mentores

Tras este diagnóstico, comenzaremos a trabajar con cada empresa en sesiones individuales con el equipo de mentores. La idea es ir marcando objetivos de crecimiento de manera quincenal y trabajar para su cumplimiento. El programa de aceleración de El Cubo está orientado a objetivos. Por tanto, cada startup participante irá pactando con El Cubo los objetivos a cumplir cada quincena. Estos se revisarán para evaluar su grado de cumplimiento.

Cada startup estará sometida a sprints quincenales, como si de una carrera se tratase. Acceder al Cubo es el primer paso de un viaje en el que hay que cubrir todas las etapas y sprints fijados para poder tener acceso a los recursos, mentores, actividades de networking o acceso a determinados eventos. De hecho, la propia permanencia en el programa de aceleración vendrá determinada por el esfuerzo de cada startup y el grado de cumplimiento de los objetivos marcados.

Esfuerzo, superación, escucha activa, aprendizaje y rápida reacción; estos son los pilares en los que se apoya el viaje en El Cubo. Súbete al tren que te propone El Cubo y te ayudaremos a transformar tu idea en un negocio real.

Emprender tiene muchos lados, ven al único espacio que los contempla todos.