Estrategias para lograr un buen equipo de trabajo

Si quieres que tu empresa tenga éxito en sus objetivos, rodéate de los mejores. Un elemento fundamental para el crecimiento, la consolidación y el despegue de una startup es que los socios formen un buen equipo de trabajo. 

Que se complementen, que se entiendan. Que remen en la misma dirección. 

Los emprendedores que aceleran sus proyectos en nuestras aceleradoras cuentan con una amplia selección de mentores especialistas en este campo, en los que pueden apoyarse para trazar su hoja de ruta. ¡Te contamos algunos consejos para potenciar tu equipo!

Los socios, aliados para tus objetivos empresariales

Un socio es un gran apoyo para el futuro del negocio: puede ser el complemento perfecto a tus habilidades, además de dar un impulso financiero a la empresa.

Existen varios tipos de socios en función de su aportación. Por ejemplo, los socios industriales participan en las ganancias de una empresa a través de su trabajo o de sus conocimientos, sin necesidad de aportar capital. Se diferencian de los socios capitalistas, que sí inyectan dinero en las arcas de la compañía.

Es importante que tengas en cuenta que no siempre vas a necesitar un socio. Si crees que podría serte útil esta figura únicamente porque no te ves capaz de impulsar el negocio solo, no confías en tus capacidades o no cuentas con la suficiente experiencia, lo que necesitas no es un socio, sino superar tu miedo a emprender, y este es el primer requisito para formar un buen equipo de trabajo. 

Construyendo mi equipo de trabajo: ¿quién se adapta mejor a las necesidades de la empresa?

No busques a alguien exactamente igual que tú

Un error muy frecuente a la hora de buscar socio es tratar de encontrar a alguien exactamente igual que nosotros, cuando lo que deberíamos buscar es alguien que complemente nuestra forma de ser. Por ejemplo, si eres una persona extremadamente cuadriculada y organizada, puede serte de ayuda encontrar un socio con una mente más dispersa y creativa. Un buen socio no solo debe complementar tus capacidades, también determinados aspectos de tu personalidad.

¿Qué dedicación necesitas que tenga tu socio?

No importa tanto la cantidad de horas disponibles que busques en un socio, lo verdaderamente importante es que que lo decidáis de antemano. Además, la comunicación entre vosotros debe ser fluida y constante. Es clave para formar un buen equipo de trabajo que tu socio esté al tanto de todo lo que se cuece en la empresa. A través de la organización de reuniones de coordinación periódicas, es importante que lo hagas partícipe en todo momento de tus objetivos y planes.

Liderar un buen equipo de trabajo es el germen del éxito de tu startup 

Como sucede en todos los tipos de relaciones, es posible que haya determinados momentos en los que uno de los dos tire un poco más del otro. En ese caso sería buena idea que os sentarais a afrontar juntos este problema. Es posible que modificando vuestras tareas, volváis a tener motivación para sacar adelante, juntos, el negocio en el que un día os embarcásteis. 

Empieza poniéndolo a prueba

Es fundamental saber cómo actuaría tu socio, así que no dudes en plantearle como ejercicio la resolución de casos hipotéticos, o bien que te cuente cómo reaccionó en situaciones pasadas. Por ejemplo: si la empresa se quedara sin liquidez para abonar las nóminas de los empleados, ¿qué haría él?

¿Es buena persona?

Por último, pero no menos importante, tu socio debe ser buena persona. A menudo muchas empresas dejan en segundo plano esta cuestión tan importante. No te conformes con que te dé la impresión de ser agradable. Su reputación personal y la imagen que los demás tengan de él es una cuestión tan relevante como todos los puntos anteriores. 

Si desarrollas una empresa innovadora y tecnológica y has evaluado la necesidad de gestionar mejor tu equipo, ¡inscríbete al #RetoAOF hasta el 8 de octubre! Nuestros mentores especialistas en este campo te darán todas las claves para que triunfe no solo tu solución, sino también todas las personas que un día creyeron en ella.