Lofty y el despertar del talento a través del arte

Lofty se define a sí misma como una plataforma de talleres de arte híbridos enfocados al desarrollo de talentos. Su objetivo es ofrecer una experiencia tanto online como presencial que permita aprovechar al máximo las ventajas de ambos métodos. Gabriela Romano y Ramón Jiménez Lobo son los fundadores de esta iniciativa, que no podría estar en mejores manos, ya que ambos son artistas: ella, fotógrafa, se encarga de la estrategia, mientras que él, ilustrador, se dedica a los contenidos. El equipo lo completa la diseñadora gráfica Paulina Urzúa, desde México.

La empresa es una de las actualmente aceleradas en El Patio. Gabriela y Ramón llegaron ya con cierta experiencia en el sector de los cursos online, pero entraron en Andalucía Open Future con una meta muy clara: hibridar esos cursos y enfocarlos a sacar a relucir el talento de los niños. 

«Somos desarrolladores de talento. Empoderamos a artistas de entre seis y doce años a través del arte y les damos confianza y seguridad en ellos mismos. Queremos que entiendan el arte como una herramienta para convertirse en mejores personas», nos cuenta este equipo.

La experiencia de enfrentar la obra con el espectador

Los talleres son parte de una dinámica más amplia en la que los niños pueden adquirir una experiencia completa. Tendrán la oportunidad de exponer sus obras gracias a la convocatoria internacional lanzada por Lofty en colaboración con el Museo de Arte Contemporáneo José María Moreno Galván. «Estamos cerrando el círculo. Los acompañamos desde el principio del proceso de creación hasta que enfrentan la obra con el espectador». Recibirán además un reconocimiento, un certificado físico que acreditará que han expuesto en el museo.

Se trata de una convocatoria  tanto online como presencial, para que padres de todo el mundo puedan inscribir a sus hijos. Buscan que los padres de cualquier parte del mundo den una oportunidad al arte como herramienta para el desarrollo de sus hijos.

En cuanto a la metodología, Gabriela cuenta que mezclan técnica y creatividad. «A veces les dejamos hacer lo que quieran con los materiales que tienen a su disposición y otras veces somos más restrictivos y les decimos cómo tienen que combinar los colores, por ejemplo». 

En Lofty creen que existen muchos prejuicios en torno al arte, que puede llegar a ser un oficio como cualquier otro y eso es lo que quieren mostrar a los artistas en sus talleres. No les gusta usar la palabra niños o infantil para referirse a su convocatoria, ante todo son artistas que están desarrollando su talento. Tampoco piensan que el arte sea un mero pasatiempo: «Creemos que puede llegar a ser una actividad divertida o entretenida, pero para nosotros, lo esencial del arte es que edifica».

Educación y visión social, pilares para Lofty

La actividad de Lofty no solo tiene bajo su punto de mira el desarrollo del arte, también pretende cumplir una función social. Con parte de lo recaudado por su convocatoria, pretenden ayudar al proyecto Una Silla Para Chiapas. «Parte de los ingresos de las actividades van a ir a la Biblioteca de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, México. Creemos que es importante que los niños perciban el factor de solidaridad que puede ir ligado a su trabajo».

Andalucía Open Future: aceleración y crecimiento

Durante su estancia en El Patio han estado concretando algo que surgía de su pasión por el arte y la enseñanza en un producto vendible, una metodología que pueden exportar al resto del mundo. «Al principio no veíamos nuestra actividad desde el punto de vista empresarial, pero entrar en Andalucía Open Future nos ha ayudado a crecer y a definir mejor nuestro servicio y a nuestros clientes».

Esto sumado al acompañamiento de los mentores supone el núcleo de lo que nuestro programa de aceleración ha aportado a su startup. «El hecho de tener revisiones cada quince días ha sido vital para nosotros. Antes estábamos demasiado relajados y confiados, pero ahora estamos muy activos y con la mira puesta en expandirnos».

Tanto Gabriela como Ramón recomiendan a otros emprendedores que le den una oportunidad a la iniciativa: «Que no esperen al momento oportuno. Si ya tienen una idea y confían en su equipo, que se vengan. Aquí nadie te va a decir qué hacer, te van a guiar y a poner las herramientas para que lo hagas tú mismo».


Si tú también quieres disfrutar de las ventajas de nuestra metodología de aceleración, estate muy atento a nuestras comunicaciones. ¡A la vuelta del verano abrimos nueva convocatoria! 😉