«Nuestro objetivo es ofrecer un servicio integral al paciente». Entrevista a Preobar

Preobar, que ahora cuenta con siete socios, surge en marzo de 2017 gracias a la iniciativa de la actual CEO de la empresa, Marta Román, y el profesor de Ingeniería Informática Luis Miguel Soria. Se trata de uno de los equipos que acelera su proyecto en El Cubo, una startup que apuesta por la tecnología y sistemas inteligentes para monitorizar y preparar para la cirugía a los pacientes bariátricos.

Hemos hablado con Luis Miguel, que es su CTO, para que nos cuente mejor la historia de Preobar y nos acerque a esta plataforma de información para los pacientes pero también de ayuda para los equipos médicos.

Cuéntanos un poco la historia de Preobar…

Preobar, como concepto, surge en marzo de 2017 cuando Marta Román contacta conmigo, como profesor de la Escuela de Ingeniería Informática, para participar en un concurso de ideas innovadoras relacionadas con el sector de la cirugía bariátrica. Actualmente Preobar cuenta con siete socios, aunque el equipo inicial estaba compuesto por 6 miembros, de los que 4 formamos parte actualmente de la startup. Este concurso, patrocinado por Medtronic y Grupo QuirónSalud, y organizado por la SECO (Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad), constaba de una serie de retos. Uno de esos retos estaba relacionado con el momento óptimo de la intervención en pacientes bariátricos, el cual fue al que se presentó el equipo y resultamos ganadores. De este concurso surgió la necesidad y el interés por parte del equipo médico, de realizar un seguimiento mucho más ágil y funcional del enfermo bariátrico.

De esta premisa, después de muchas reuniones y entrevistas con médicos y enfermos, nace el concepto orginal de Preobar.

¿Puedes explicarnos lo que hace Preobar en una sola frase?

Preobar ofrece al paciente el apoyo necesario durante todo el proceso de la obesidad y al médico los datos necesarios para hacer más eficaz y eficiente el tratamiento y la atención ofrecida.

¿Cómo trabaja Preobar? ¿Los clientes son los pacientes o los propios centros hospitalarios?

En la actualidad, Preobar ofrece servicios directamente al paciente y al equipo médico. Existen 3 modalidades de acceso a los servicios de la aplicación:

Preobar Plus: destinada a la clínica, que satisface una cuota mensual por el acceso a la funcionalidad ofrecida tanto al equipo médico como a los pacientes que están siendo tratados en ella.

Preobar Personal: destinada al paciente que no está siendo tratado por una clínica adherida a Preobar Plus, ha terminado el tratamiento o simplemente quiere contar con Preobar para que lo acompañe en el proceso de pérdida de peso. Desde la perspectiva del paciente, la única diferencia con respecto a Preobar Plus es que no cuenta con el seguimiento del equipo médico. En este caso es el paciente el que abona la cuota mensual.

Preobar Premium: similar a la modalidad anterior, pero cuenta con una aplicación adicional destinada al familiar. Esta versión es útil para personas que requieran de una supervisión tanto en el ámbito nutricional como en el psicológico.

Además, nuestro objetivo es ofrecer un servicio integral al paciente, por lo que a medio plazo planteamos abrir el espectro a cualquier usuario obeso, incluyendo un mecanismo para poner en contacto a estos usuarios con una bolsa de preparadores físicos, dietistas, endocrinos, etc. para que les ofrezcan el apoyo más profesional.

¿Tenéis acuerdos o contratos cerrados para trabajar con equipos médicos?

Respecto al equipo médico, Preobar cuenta entre sus advisors con 3 profesionales de primer nivel en el area de la cirugía bariátrica y la endocrinología. Alberto Aliaga, endocrino y jefe de la unidad de endocrinología de QuirónSalud Sagrado Corazón, Isaías Alarcón, cirujano en el Hospital Universitario Virgen del Rocío y en QuirónSalud Sagrado Corazón, así como Salvador Morales, cirujano bariátrico, jefe de cirugía en QuirónSalud Sagrado Corazón y jefe de cirugía mínimanente invasiva en el Hospital Universitario Virgen del Rocío.

Luis Miguel, de Preobar

¿Qué sois capaces de hacer actualmente gracias a vuestro sistema?

A día de hoy, la aplicación para el paciente es capaz de monitorizar constantes como el pulso, la tensión, el nivel de glucemia o el propio peso. Además, ofrecemos un control más funcional orientado a indicadores de actividad física como los pasos, las escaleras subidas, la distancia recorrida o las horas de sueño. Esto último se hace de manera automática si se emplea cualquiera de las pulseras de monitorización compatibles con Preobar (Fitibit, Google Fit, Samsung Health, Xiaomi y cientos de pulseras adicionales). El peso también se sincroniza automáticamente para facilitar el proceso siempre y cuando se use una báscula conectada.

Partimos de los datos anteriores para fijar objetivos y retos dinámicos que hagan posible acercar al paciente a unas condiciones físicas óptimas para la intervención o idealmente, a unos hábitos de vida saludables. Esto se complementa con un completo sistema de gamificación que favorece la adherencia del usuario a la app.

Muy importante, cómo no, es el aspecto nutricional. En Preobar realizamos un seguimiento de las ingestas y proponemos dietas saludables a nuestros usuarios. Con el background investigador del equipo, Preobar hace uso de la inteligencia artificial para reconocer alimentos en las fotos que los usuarios pueden hacer a sus platos y determinar automáticamente la ingesta de calorías, grasas, proteínas o carbohidratos asociada.

Del mismo modo, el factor psicológico es clave antes, durante y después de la intervención. En Preobar lo sabemos y hacemos un seguimiento psicológico gracias a baterías de preguntas clínicamente validadas que el equipo médico tiene a su disposición para enviar al paciente, así como un test de no más de tres preguntas que se les hacen a los usuarios antes de irse a la cama. Esto nos da una curva de sentimientos que es interesante para analizar la evolución del usuario.

Por último, no dejamos de lado el aspecto clínico. Somos conscientes de la cantidad de pruebas, consultas, resultados y medicaciones que el usuario obeso debe recordar. Por ello, Preobar les ofrece de manera fácil y centralizada un control integral del proceso. Esto permite comunicar los resultados de las pruebas directamente al médico, prescribir medicación sin necesidad de pasar por consulta o recordar las citas que, según el protocolo, sean necesarias.

¿Cuál es el mejor momento de un paciente bariátrico para llevar a cabo la operación? ¿Qué tratamientos se siguen previos y posteriores a la operación? ¿En qué ayuda a esto Preobar?

Es difícil determinar el momento óptimo y, en todo caso, siempre depende de la decisión del equipo médico. Sin embargo, hay indicadores que reducen la posibilidad de riesgo durante el proceso. Uno de estos factores es la reducción del volumen hepático. Esto facilita el acceso necesario en caso de que se decida usar laparoscopia. Esta reducción de volumen se consigue mediante una dieta adecuada y perdiendo la mayor cantidad de peso posible antes de la cirugía.

Otro factor importante es el psicológico. Un paciente no sólo debe estar preparado físicamente, sino también psicológicamente. Los cambios físicos que se producirán antes y después de la cirugía son grandes, así que el paciente debe ser consciente de ello. Además, si el paciente está preparado psicológicamente durante las primeras etapas del proceso, se aumenta las posibilidad de éxito del proceso en términos de no recuperar a futuro el peso perdido. Esto último es muy frecuente en pacientes bariátricos y es por ello que Preobar no sólo acompaña al paciente antes de la intervención, sino también después de esta.

¿En qué momento se encuentra actualmente la startup?

Pues actualmente estamos en proceso de validación clínica. Queremos dar el salto y empezar la actividad en el primer semestre de 2018 pero antes queremos tener muy claro que lo que proponemos satisface a nuestros usuarios, tanto pacientes como equipo médico. Esto es muy importante para poder comercializar el producto, sobre todo a clínicas de primer nivel con un volumen alto de pacientes.

¿Cómo ha evolucionado el proyecto desde que entrasteis en El Cubo?

Podríamos decir que la startup ha nacido en El Cubo. Aunque la idea ya existía, el desarrollo de clientes y de producto ha transcurrido en El Cubo. Gracias a los mentores que nos han ofrecido su apoyo, hemos conseguido tener un producto muy adaptado a las necesidades de los usuarios. Decenas de entrevistas con pacientes, médicos y usuarios han hecho esto una realidad. Por otro lado, el aspecto meramente económico se ha desarrollado mucho durante estos últimos meses. Tenemos muy claro a quién queremos dirigir el producto y quién queremos que lo compre. Este modelo que ahora tenemos tan claro, no era así hace unos meses.

En cuanto a los aspectos personales, hemos desarrollado competencias comunicativas y conococimientos en el mundo startup que hace un año ni siquiera habíamos escuchado. A día de hoy nos sentimos capaces de traccionar con el proyecto y convertirlo en un producto económicamente rentable.

¿Quiénes formáis el equipo y qué papel tiene cada uno? ¿Qué perfiles son indispensables para formar el equipo de Preobar?

Somos 7 socios, 3 con perfil técnico y 4 con un perfil más clínico:
– Marta Román (CEO)
– Luis Miguel Soria (CTO)
– Marta Escobero (CQO)
– Eva Rodríguez de Trujillo (CFO)
– Salvador Morales (Advisor)
– Alberto Aliaga (Advisor)
– Isaías Alarcón (Advisor)

Equipo de Preobar

Sin duda todos los miembros del equipo somos indispensables en Preobar. En una startup hay muchos temas que tratar, más aún tratándose del sector de e-Health, donde también es necesario contar con el respaldo clínico. En Preobar tenemos todos los perfiles incluídos en la propia organización, por lo que cubrimos todo el espectro de conocimiento necesario.

¿Con qué os quedáis de Andalucía Open Future?

Creo que cada uno de nosotros se quedaría con varios detalles, aunque personalmente me quedo con dos cosas: la visión global del proceso de emprendimiento y la realidad de lo que hay detrás del desarrollo de producto. Conocer los gatillos de negociación de nuestros clientes y las necesidades de nuestros usuarios es clave para pasar de una idea a un producto. Anteriormente tenía un background técnico importante, pero me faltaba mucho para ser un startupero. Ahora puedo decir que estoy más cerca de serlo :-).

¿Cuáles son vuestros siguientes pasos? ¿Qué expectativas de crecimiento tenéis?

Como comentaba antes, la validación clínica es muy importante en este tipo de productos, así que ahí estamos enfrascados. El desarrollo del producto lo tenemos muy avanzado, por lo que si todo va bien, en marzo tendremos un producto validado por todos los roles que harán uso de él. A partir de entonces, llegará de desbloquear contactos para establecer alianzas con clínicas de primer orden a nivel nacional e internacional. Aún es pronto para hablar de esto, pero estamos seguros de que si se confirma que tenemos un producto útil tanto para el médico como para el paciente, también lo será para las clínicas, tanto desde el punto de vista operativo como de la satisfacción de los pacientes.

¿Qué les diríais a esos emprendedores que no conocen la iniciativa o se están pensando si apuntarse?

Pues sinceramente, les diría que dejaran de pensarlo y se apuntaran. No sólo es un placer trabajar en las instalaciones de Andalucía Open Future en El Cubo, sino que es un privilegio contar con el equipo humano que forma el catálogo de advisors. Además, si finalmente consiguen formar parte de la familia de El Cubo, me gustaría decirles que aprovecharan cada momento, cada día. En cada charla de pasillo con los advisors o los propios compañeros de otras startups surgen ideas o soluciones (y nuevos problemas, pero esto último también se agradece saberlo de antemano).