eHealth: Monitorizar las constantes vitales de un paciente en tiempo real ¿solución o problema?

Encuentro sobre eHeatlh e innovación en el ámbito de la salud

El pasado 23 de enero se celebró en El Cubo el primer encuentro sobre eHealth e innovación en el ámbito de la salud. El encuentro reunió a emprendedores, investigadores del ámbito universitario, especialistas médicos y gestores de clínicas y hospitales. El objetivo fue presentar proyectos innovadores y recibir el feedback de los profesionales del sector.  Los que, en el futuro, podrían ser los usuarios de los productos y servicios.

La sesión transcurrió en torno a la exposición de 6 de los proyectos de salud con base innovadora que están alojados en la plataforma Andalucía Open Future y luego se pasó al debate abierto.

Las soluciones propuestas por Isbitech, Thermibody, Oblumi, Talemnology, VitalSigns y Carenable solucionan problemas concretos que generaron bastante interés entre los asistentes al encuentro.

¿Qué tenían en común estos 6 proyectos? La respuesta es simple: monitorización. Dicho de otra forma, la permanente medición de una constante vital tiene su punto bueno y su punto malo. Por mucho que este último detalle nos pueda sorprender.

La monitorización (a distancia) del paciente en tiempo real es interesante en dos sentidos. Primero permite la tranquilidad de paciente-especialista para dar un alta precoz. Después también permite conseguir una monitorización menos invasiva que sea fácil para el profesional.

¿Medir los datos?

Esta es la parte positiva; sin embargo, esta medición rigurosa en tiempo real de diferentes constantes que proponen los emprendedores con sus ideas (temperatura en el caso de Thermibody, estado cerebral en el caso de Isbiech, ECG en el caso de Vital Signs) puede trasladar a los profesionales una abundancia de datos que les puede llegar a “agobiar”. Además, esta sobrecarga de información parece trasladar al facultativo la responsabilidad de que tienen que conocer la constante en tiempo real; por tanto, surge la necesidad de generar niveles de alertas gestionados por enfermeros y auxiliares para evitar sentirse agredidos por los datos.

Entonces, ¿medimos o no? Pues claro que sí, lo antes posible por favor. Y tal y como demandan los especialistas, la medición debe ser de forma sencilla. Además, tiene que ofrecer al profesional una útil herramienta para interpretar la información.

Creación de foros

Para el sector es importante que se creen foros donde los profesionales puedan expresarse, comentar sus necesidades y que, las empresas y startups que trabajan dentro del sector del eHealth recojan todos los retos y necesidades planteadas para que se transformen en productos y servicios que cubran las necesidades del sector. Los profesionales sanitarios, mejor que nadie, saben la tecnología que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de sus pacientes.

 

 

Vivimos un cambio generacional en el ámbito sanitario; los profesionales son conscientes que no pueden darle la espalda a la tecnología. Pero, evidentemente, la tecnología debe ser algo “fácil de usar”. El sector confía que la transición de la medicina tradicional a la “salud 2.0” no sea algo traumático y que, por tanto, el reto estará en cómo se va a producir esta implantación de la tecnología en quirófanos, hospitales, centros de salud, etc.

El foro ha servido sin duda para establecer un primer punto de encuentro entre startups y facultativos; entender que existen líneas de trabajo (certificación sanitaria, validación clínica, ayudas europeas, colaboración con la universidad, localizar inversores específicos…) que hay que desarrollar y potenciar. El Cubo, sin duda, puede ser un buen catalizador que ayude startups y facultativos a alinear esfuerzos y enfrentarse mejor a los retos que tienen ante sí.

“You can’t improve what you don’t measure”

Escrito por José Ignacio Morales, miembro del equipo de El Cubo de Andalucía Open Future

Imágenes:: Jason Howie (Flickr) y Amy Buthod (Flickr)