De Andalucía al cibermundo: Jumping to fame!

“La fama es el premio… el jurado eres tú!!”. El lema es toda una declaración de intenciones. Jumping to Fame! es la nueva red social que una startup andaluza está, nunca mejor dicho, lanzando a la fama. El emprendedor Andrés Xu es el director creativo de esta plataforma que él mismo define como el primer talent show 2.0 y que aspira a formar parte de #ElCubo.

¿En qué consiste ‘Jumping to Fame!’?

Es una plataforma online basada en el concepto creativo de los talent show televisivos, cuyo objetivo es conectar a jóvenes talentos con profesionales de las diferentes disciplinas.

Ha sido un gran lanzamiento -más de 12.000 usuarios registrados-. ¿Dónde está el truco?

Parte de esos 12.000 registros vienen de los seguidores de I’m Chocolate, la primera empresa que fundé. Es una marca de moda femenina con gran éxito en redes sociales. De ella surgió una primera iniciativa, ‘New talent!’, gracias a la que nos dimos cuenta de que nos entendíamos bien con nuestro público objetivo, es decir, jóvenes de entre 16 y 22 años con cultura pop. Fue la chispa que prendió lo que hoy es Jumping to Fame.

Entonces, os dirigís a un público mayoritariamente joven.

Jumping to Fame va dirigida a la Generación Yo, es decir, a aquellos que ya han tratado de construir una solución por ellos mismos, para dar a conocer su talento a través de las redes sociales generalistas. Son adolescentes, con gran actividad en redes sociales y muy virales. Analizamos el impacto mundial que este tipo de formatos está teniendo y observamos que estos jóvenes están emigrando desde la televisión hacia internet. Le dedican cada vez más horas a la red y son el verdadero futuro de internet.

¿Qué es lo que diferencia a esta red social de esas generalistas de las que hablas?

Aquí en Andalucía hay una expresión que se usa mucho que es: “es más difícil que encontrar una aguja en un pajar”, creo que esto define muy bien la diferencia de Jumping, si además le añadimos un TOP donde el Publico es el que lo valora, con eso conseguimos que cualquier caza-talentos sepa que Talento podría tiene futuro en la industria musical.

Sois diferentes pero no rivales. De hecho, os servís de ellas para daros a conocer.

Sí, principalmente empleamos tres canales: Facebook, mediante una campaña de patrocinado de posts; Twitter, de manera viral; y Youtube, también de manera gratuita y viral, gracias a los enlaces que los talentos ponen, en sus vídeos, hacia su perfil personal en Jumping.

Dado el éxito que la plataforma está teniendo en pocos días desde su inauguración, parece que lo estáis consiguiendo. ¿Cómo involucra Jumping to Fame al público?

Para asegurarnos este éxito debíamos plantearlo como un talent show 2.0, donde es el público, con sus aplausos quien alza a los talentos a los puestos más altos de la lista de cada semana. Por cada categoría artística hay un top y quienes más cercan estén de él, tendrán más visión y repercusión de cara tanto al público en general como a los profesionales.

El beneficio de los talentos es claro pero, ¿qué ventajas tiene esta plataforma para los profesionales?

Para este colectivo, al que hemos denominado ‘influencers’, Jumping to Fame es también una plataforma de difusión. A través de la comunicación y el contacto con los talentos, podrán dar a conocer sus productos (academias, conciertos, master class, etc.).

¿Cómo se materializan estas miradas?

Los talentos tienen un top diario, con las subidas más fuertes, los números 1, las nuevas entradas… Estamos creando un universo personal, al igual que hizo la MTV para los artistas profesionales, aunque en nuestro caso enfocado a jóvenes talentos. También se les ofrece la posibilidad de optar a los ‘Jumping to Fame Awards!’, los galardones y certificados de reconocimiento a los mejores artistas.

Sois aspirantes a formar parte de #ElCubo. ¿Qué queréis lograr en él?

Además de toda la formación y los contactos que podríamos obtener, a través de #ElCubo nos gustaría alcanzar nuestra próxima meta: encontrar un socio de valor, que aporte los recursos económicos necesarios, como pueden ser productoras de televisión, a las que ya estamos presentando el proyecto. Sería la pieza clave para el éxito de Jumping.

Como punto de partida, el reconocimiento social a través de estos aplausos 2.0 puede ser recompensa suficiente para quienes están empezando pero, ¿lo será a largo plazo?

Los 40 Principales llevan desde 1966 y la MTV desde 1981, creo que con eso queda clara mi visión.

Además del claro apoyo del público, ¿contáis con otros pilares sobre los que seguir construyendo?

Actualmente, la Junta de Andalucía nos presta sus instalaciones y asesoramiento, además de todos los medios de comunicación que nos están llamando interesándose por la empresa.