#Proptech_by_AOF: ¿Qué está por llegar en el sector inmobiliario?

La digitalización lo alcanza todo. No hay un sector, un tipo de negocio o un aspecto de nuestra vida cotidiana, que no esté ya empapada o “se esté calando hasta los huesos” de lo digital, un término que nos suena vagamente a internet, pero que supone una transformación total de los modelos de negocio, de las organizaciones y la forma de concebir el trabajo, la producción y la venta.

El sector inmobiliario no iba a ser menos. Los players tradicionales se encuentran de frente con las startups del segmento que innovan y enfocan los problemas desde otra perspectiva, resolviendo con una visión que les permite ser más competitivas. La compraventa y el alquiler de viviendas o la construcción de las mismas, ya se han transformado, y es el momento de hablar sobre ello.

En El Cubo tenemos el placer de acoger este revelador evento, #Proptech, para conocer los puntos de vista de los distintos tipos de profesionales que apuestan por sus negocios de formas diferentes. El encuentro nos servirá para observar y debatir sobre las tendencias digitales en el sector inmobiliario. Para ello, queremos contar con la participación activa del público asistente, que podrá proponer los temas a tratar: ¿dónde está el cliente? ¿Expansión o burbuja? ¿Qué importancia tiene el big data? ¿La casa inteligente es el futuro? Estos y otros serán los temas a tratar.

Pondremos el foco en estas dos mesas redondas:

  • En la primera sentamos a actores tradicionales para que nos cuenten cómo se están adaptando a los cambios en la forma de alquilar/comprar-vender/ construir propiedades por parte de particulares. Confirmada la presencia de Inmobiliaria del Sur (Zacarías Zulategui), Miguel Ángel Trujillo (Alianza Sevilla), Rafael Valdés (Noteges Consulting) y Javier Martín Banderas (Grupo Galia); esperamos la confirmación de otros actores fundamentales en el real estate. Moderará esta mesa redonda el mentor de comunicación de El Cubo y reputado periodista sevillano Jesús Ollero.
  • En la segunda mesa incluiremos a las startups que están proponiendo nuevos modelos y formas de operar en el sector, gracias al uso de las nuevas tecnologías: la startup acelerada en El Cable, Dyvare (Domingo Sánchez), Level-VR (Miguel Moreiras) o Civislend (Manuel Gandarias), son algunos de los confirmados. La mesa estará moderada por Alberto Remesal, de la startup Hombex (El Cubo).

Los errores de comunicación más frecuentes de las startups

La velocidad con la que una startup crece, los ritmos frenéticos que supone el propio concepto de startup y todos los asuntos a resolver que empiezan a quedarse en cola (clientes, inversores, innovación e investigación, finanzas, toda la pata legal, ventas…) relegan a la última posición a una de las columnas vertebrales del éxito de la empresa: su comunicación.

La comunicación es de esas áreas que, por su cercanía y cotidianidad, se nos presenta como asumida y asumible. Nada más lejos de la realidad. La comunicación ha de ser profesional, planificada, no improvisada ni debe estar en cualquier mano. Hemos de borrar de nuestras cabezas la idea de que la comunicación es secundaria y puede llevarla a cabo cualquier persona que use las redes sociales, sepa escribir un mail o tenga tiempo.

La comunicación no empieza cuando la startup está preparada para salir al mercado. El trabajo comienza mucho tiempo antes. Porque la comunicación no es solo enviar mensajes activamente, sino que tiene un amplio abanico de acciones previas y a posteriori que llevar a cabo. Y para ello hace falta estrategia.

No comunicar y otros errores

Los emprendedores, en esa vorágine que describíamos de cosas por hacer, pueden olvidarse de comunicar. Realmente no son conscientes de la importancia de una buena comunicación, pero puede que tampoco lo sean del hecho de que hay que estar constantemente en relación con el mundo exterior.

Con los esfuerzos concentrados en otras áreas del negocio, la comunicación no está en la mente de los emprendedores normalmente. No comunicar no debe ser una opción. Si no comunicamos, nadie sabrá que existimos. ¿Pero qué es comunicar?

Comunicar es tantas cosas que puede resultar abrumador. Es transmitir a través de nuestra marca, de su logo, de sus colores, mediante el propio naming. Comunicar es fijar cartelerías con diseños gráficos profesionales, con una fotografía de gran calidad. Es que la redacción de los textos que encontramos en tarjetas, dípticos, en los establecimientos, en las campañas de mail, las redes sociales o las notas de prensa, en los mensajes que enviamos a través de Whatsapp o en cualquier otro formato escrito sea impecable y vaya acorde al tono de la comunicación de la empresa. Comunicar es la habilidad de los propios emprendedores, socios y trabajadores de la startup para transmitir la idea del negocio. De los vendedores y comerciales. Comunicar es hacer publicidad de cualquier tipo. Es subir una foto o grabar un vídeo. Incluso los movimientos estratégicos que hacemos con la empresa en los tiempos adecuados y con las personas adecuadas también comunica.

Todo comunica.

Y como todo comunica hemos de ser conscientes que, al hacerlo, cometemos errores, que se producen por la falta de profesionalidad de los implicados. Es por ese motivo por el que insistimos tanto en la importancia de contar con el equipo adecuado.

Estos son los errores más comunes en la comunicación de las startups:

No unificar criterios de comunicación: la marca comunica como un todo, en cualquier ubicación, en cualquier circunstancia. Todo aquel que transmita información en nombre de la marca ha de conocer estos criterios específicos que definen la comunicación.
Utilizarla solo y exclusivamente para vender y hacer autopromoción: uno de los errores más frecuentes es pensar que la comunicación se basa en intentar convencer al público objetivo de que compre o contrate los servicios, y hemos de saber que va mucho más allá. La comunicación debe ser constante y fluida en todo momento, en cualquier punto de contacto.
Repetir mensajes constantemente: en la línea del punto anterior, la repetición aburrida de mensajes de venta no tiene por qué ser eficaz. Desterramos en cierto modo la clásica creencia de de repetir un mensaje hasta la saciedad.
Utilizar lugares comunes de la lengua: para comunicar hemos de triturarnos un poco el cerebro, no podemos ser conformistas y usar las fórmulas típicas que estamos hartos de ver en los mensajes de cientos de marcas. «¿Te lo vas a perder?» es uno de los ejemplos más cansinos que a todos nos sonará.
Volvernos locos con las tendencias: los movimientos deben ser estratégicos y no dejarnos llevar por novedades que vamos encontrando por el camino. Por ejemplo, la apertura de cuentas en canales sociales que acaban de aterrizar en el mercado por el mero hecho de estar.
Creer que la comunicación es solo emitir mensajes: la comunicación activa es solo una de las partes. La escucha, el análisis, el estudio y, en definitiva, la estrategia, también forman parte. Se trata de un comportamiento global y toda acción o ausencia de la misma está transmitiendo algo.
Descuidar la atención al cliente: es también una rama fundamental. Se trata, de hecho, del área de negocio que más comunicación maneja de forma cotidiana, y por ello ha de seguir unas pautas claramente marcadas.
Dejar la comunicación en manos de una persona que no es profesional: otro de los clásicos en este sentido es, debido a esa concepción tan cercana de la que hablábamos en la que la comunicación es cercana y forma parte de nuestras vidas, creer que la capacidad de comunicarse es la capacidad de hacerlo bien. Nada más lejos de la realidad.
Abarcar más de lo que se puede hacer: formatos equivocados, temáticas de las que no se tienen nociones, canales que no saben manejarse con la soltura suficiente, etc.
Utilizar como ejemplos negativos las acciones de otras empresas: para vendernos es un error poner en evidencia a otras empresas que lo hacen mal, entrando en una comparación que no tiene por qué ser beneficiosa.
No usar la terminología adecuada para llegar a nuestro público: se nos tiene que entender, hemos de saber llegar a nuestro público. Por eso, es necesario conocer bien a nuestro público objetivo.
No usar el tono adecuado para dirigirnos a nuestro público: al igual que hemos de hacernos entender por el léxico, es imprescindible saber adaptarnos al tono de comunicación y entrar en su forma de comunicar.
No hacer una planificación estratégica para saber dónde encontrar a nuestro público objetivo: pensar que hay que estar en todos sitios es un error e inabarcable.
No establecer una relación directa con los medios de comunicación: no saber transmitir a los medios lo que queremos decir, no cuidar las relaciones con ellos y creernos que están a nuestro servicio, para lo que nosotros creamos que son noticias ─y que normalmente no lo son─.
No disponer de un interlocutor con dotes de comunicación interpersonal adecuadas: sabemos que no todos los miembros tienen por qué poseer esa cualidad, y hay que aprovechar a aquellos miembros que sí la tienen.
Comunicar y responder en caliente: para cualquier tipo de respuesta hemos de conservar la calma, bajar a tierra la respuesta y considerar la repercusión que nuestra respuesta puede tener para la marca. También es muy útil para cualquier comunicación activa, no solo para respuestas.
No disponer de una vía de comunicación con influencers: blogueros, periodistas especializados, cualquier experto en el sector nos serán muy útiles en casos puntuales, y necesitamos mantener viva la relación con ellos.

El último punto es siempre importante, pero cobra especial relevancia en situaciones de crisis, en las que la comunicación ha de cuidarse más que nunca.

Por último, para comunicar no hay una sola forma, no existe una fórmula que funcione al cien por cien. Pero siempre es recomendable contar historias, utilizar un storytelling que sirva de hilo conductor para explicar todo lo que queramos transmitir. Se trata de hacer un trabajo profesional, con una estrategia global que tenga en cuenta los canales, las acciones, los tiempos, los objetivos, los públicos.

Presentación nueva convocatoria Alhambra Venture, en El Cubo

¡La nueva edición de Alhambra Venture está en marcha! Este programa abre una nueva convocatoria para captar talento emprendedor. En concreto, se seleccionarán 20 proyectos innovadores para su presentación los próximos días 10 y 11 de julio en la que será la mayor cita del emprendimiento del Sur de España. ¿Te animas?

Y como en Andalucía Open Future no queremos que dejes pasar esta gran oportunidad, el próximo 24 de abril te invitamos a El Cubo para que conozcas todos los detalles de esta nueva convocatoria de Alhambra Venture.

 

Alhambra Venture

Si no la conoces, se trata de una iniciativa promovida por el diario IDEAL cuyo objetivo es la aceleración de proyectos innovadores e invertibles, a los que se acompañará en su maduración, financiación y puesta en marcha.

Para esta edición ya han confirmado su asistencia más de 50 inversores y business angels interesados en conocer los proyectos que se presentan al evento.

Las startups que deseen participar en el programa deberán presentar sus proyectos antes del 30 de abril.

Los que sean seleccionados pasarán a la fase de formación, tras la cual presentarán su proyecto en las jornadas de Alhambra Venture que tendrán lugar en el Palacio de Congresos de Granada los días 10 y 11 de julio.

 

¡Ven a El Cubo y entérate de todo!

La presentación de esta nueva edición correrá a cargo de Pablo Madina y Diego Vargas del Grupo IDEAL y responsables del foro de inversión.

Además, contaremos con la presencia de startups aceleradas en El Cubo que han participado en anteriores ediciones de Alhambra Venture: Eurasmus, OpenWebinars, Ad-Lib, MyPlayz y MissionBox.

Andalucía Open Future estará muy presente en esta nueva edición, tanto, que el proveedor de  transporte del evento será LocalTerminal, otra de nuestras startups.

Te esperamos en El Cubo el martes 24 de abril a las 12:30h. ¡No faltes!

Claves para hacer un buen pitch

Saber comunicar es una habilidad cada vez más necesaria en todos los ámbitos de la vida. En el caso concreto del emprendimiento, convencer a los demás de nuestros proyectos, de por qué nuestra propuesta es la que merece una determinada oportunidad, es una capacidad que requiere preparación y esfuerzo. Pero si además de ser emprendedor, te has inscrito o vas a inscribirte en el #RetoAOF, la importancia de brillar en el pitch es aún mayor, ya que será una de las claves para seleccionar a las 28 startups que pueden acelerar su proyecto en uno de nuestros cuatro espacios de crowdworking en Andalucía. Te hablamos de las claves para realizar un buen pitch, pero en vez de contarte qué debes hacer para superarlo con éxito, te vamos a contar lo que no.

Como ya te explicamos en el post sobre los plazos, tienes hasta el 23 de abril a las 23.59 h para completar tu inscripción en el #RetoAOF. Si eres una de las startups que ha superado la primera fase y tu proyecto resulta preseleccionado, lo siguiente que tendrás que hacer es un elevator pitch delante de un jurado, los días 2 y 3 de mayo, en El Cubo, La Farola y El Cable, y el 10 de mayo en El Patio.

Los errores que debes evitar en el pitch del #RetoAOF

 

1- No preparar correctamente la presentación. La planificación es uno de los secretos más importantes para tener éxito en un pitch. Estructura bien lo que quieres decir, el orden en el que quieres decirlo y el tiempo que dedicarás aproximadamente a cada uno de los puntos de tu exposición. Recuerda que solo tienes unos cuantos minutos para convencer al jurado. ¡No los desperdicies!

2- No presentarte. Una equivocación muy frecuente es no comenzar contándole al jurado quiénes sois tú y tu equipo. Muchos pitch fracasan por esta razón incluso antes de empezar. Cuéntale al jurado quiénes sois y por qué vuestro proyecto merece conseguir una de las plazas del #RetoAOF.

3- Dejarse la emoción en casa. Una startup no son solo datos, números, tecnicismos y estudios de mercado. Una startup es también el conjunto de las personas que la forman, sus inquietudes y los valores que la marca quiere transmitir. Sírvete de un storytelling que impresione y capte la atención de aquellos que te van a valorar.

4- Hablar mucho y decir poco. Ante formatos de presentación de proyectos tan breves, ser directos y concisos es una de los puntos más importantes. Determina lo que es verdaderamente relevante para que los miembros del jurado conozcan tu proyecto y céntrate en eso. ¡No te vayas por las ramas!

5- Olvidar lo financiero. Otro de los errores más frecuentes es olvidar que estamos ante personas que van a decidir si nuestro proyecto está preparado para ser acelerado en uno de nuestros cuatro espacios de crowdworking. No te olvides de detallar cómo planeas generar ingresos y el plan de viabilidad de tu startup.

 

Ahora que ya sabes algunas de las claves para no fracasar en tu pitch, no te olvides de que puedes inscribirte hasta el 23 de abril a las 23.59 h. ¡Date prisa!

¿Por qué crowdworking y no coworking?

Sabemos de la dificultad de leer la palabra crowdworking a la primera sin que nuestro cerebro viaje directamente a su prima hermana coworking, mucho más integrada en la jerga de las startups. Y, aunque nos detengamos un segundo y consigamos distinguir un par de consonantes más, nuestro razonamiento nos lleva directamente a un espacio abierto y colaborativo donde trabajan numerosos emprendedores y desarrollan sus proyectos entre conversaciones, buen ambiente, zapatillas deportivas y cafés o refrescos azucarados.

Sin embargo, quisimos seguir aportando, dar un paso más allá de los coworkings, idea que admiramos y respetamos en profundidad, y nos parecen lugares idóneos para sembrar nuestra propuesta, que germine y las ideas acaben dando sus frutos. Llegamos entonces al crowdworking, un concepto evolucionado, distinto. Algo que significa exactamente lo que en Andalucía Open Future queremos ser para emprendedores, para inversores, para todos los agentes que conforman AOF.

 

Un crowdworking, además de un lugar donde trabajar de forma diáfana en estrecho contacto con los compañeros y el resto de habitantes del ecosistema emprendedor, es un centro de conocimiento e innovación participativo y colaborativo.

Un espacio donde el talento local es el motor, en el que las ideas y los proyectos surgen a raíz y para los ambientes en los que nacen, atendiendo a las necesidades del entorno y sirviéndose de él, de su tecnología, de su gente, de su cultura. En un crowdworking se comparten espacios, conocimientos y experiencias, se comparte la ilusión por seguir creciendo y se favorece al compañerismo y el fomento del emprendimiento en común, así como el impulso de las ciudades y de las economías locales.

Esta apuesta por las empresas y las ideas locales favorece la alianza con otros proyectos del mismo entorno y provoca un mayor nivel de entendimiento mutuo y de implicación. Open Future, con más de 50 espacios de crowdworking repartidos por todo el mundo (Europa, Latinoamérica y Asia), es una amplia red de talentos locales que conforman un enjambre de un valor profesional incalculable.

Un crowdworking está abierto a socios públicos y privados locales, y cuenta con otro tipo de iniciativas para apoyar el crecimiento de las startups. Se trata, entre otras cosas, de programas de mentorización, contar con equipación tecnológica y salas de reuniones, con un espacio donde fomentar los pitches, los cursos y charlas que habitualmente se imparten.

 

 

Y que, además, en cierto modo están dirigidos a sectores concretos ─con dependencia de los socios de cada espacio─, especialidades que tienen relación directa con la realidad económica y social de la zona geográfica donde se ubican.

La dinámica de los crowdworkings se articula a través de los Retos, que no son más que campañas de captación de nuevos emprendedores que necesitan impulsar sus proyectos y que encuentran una serie de requisitos que han de cumplir. En esta nueva generación de centros se exige un desarrollo inicial para aprovechar al máximo las opciones que brindan iniciativas como Andalucía Open Future a través de sus espacios de Sevilla (El Cubo), Málaga (La Farola), Almería (El Cable) y ahora también de Córdoba (El Patio). Unos requisitos iniciales que fomentan el buen funcionamiento y la integración de todos los participantes, cuyas inquietudes e interés en hacer crecer sus proyectos crean un ambiente cuyo significado es, justamente, la palabra crowdworking.

Nuevas fronteras en el turismo gracias a iniciativas empresariales andaluzas

Mucho se viene hablando en los últimos años de los cambios que ha experimentado el sector turístico a consecuencia de las nuevas alternativas que han ido surgiendo en el ámbito de los alojamientos. No son pocas las propuestas emprendedoras capaces de crear estrategias que se alinean con las tendencias que siguen los turistas, aprovechando este cambio transversal que afecta a todos los niveles.

La colaboración, la autogestión y la capacidad de los usuarios para encontrar fórmulas que se adecuen a su statu económico y social y a nuevas formas de concebir el turismo, el transporte y las comunicaciones han propiciado el surgimiento de numerosas herramientas y plataformas.

Fruto de esta evolución imparable y como líderes en turismo mundial, en Andalucía encontramos a los continuadores de estos movimientos globales. Turismo 2.0 donde el alojamiento es uno de los principales factores del cambio, pero no el único. A las novedades a la hora de buscar apartamentos vacacionales, que tan influenciado se ha visto con la aparición de portales como Airbnb, se le suman las tendencias en el transporte compartido (con el conocido ejemplo de Blablacar), en la propuesta de nuevos paquetes experienciales o los destinos más cercanos y asequibles, con nuevas rutas y optimizando al máximo cada actividad.

Fitur, un punto de encuentro para mirar al futuro

La Feria Internacional del Turismo, Fitur, que se celebra en Madrid del 17 al 21 de enero, acogerá a 5 startups de Andalucía Open Future, la iniciativa conjunta de Telefónica y la Junta de Andalucía. Se trata de las empresas acelerados en El Cubo ─el espacio de crowdworking que el programa tiene en Sevilla─ Nattule, Wifreezone y BeCheckin, y las startups que aprovechan el mismo programa en El Cable ─su homónimo en Almería─, MyStreetBook e Imaginar Project.

Nattule es el primer marketplace 100% ecoturístico. La startup promociona, gestiona y vende servicios turísticos en la naturaleza, principalmente aquellos relacionados con el ecoturismo y el turismo de aventura en Espacios Naturales Protegidos. En Nattule se pueden encontrar y reservar actividades y experiencias de turismo sostenible y eco-aventura ofrecidas por empresas y expertos locales de todo el mundo.

Los empresarios de Wifreezone proponen una red de wifi social para hoteles, clínicas y establecimientos con zona para conectarse a internet. Gracias a este wifi social, los negocios pueden conocer a sus clientes y contactar con ellos, activar promociones y gestionarlos, generar una base de datos de clientes u ofrecer productos. Una solución basada en la nube que ayuda a los negocios a conectar con sus clientes.

Las buenas ideas para el nuevo turismo no solo hablan de alojamientos y experiencias. La solución Becheckin, de Inserta Group, se basa en una aplicación gracias a la cual se pueden controlar diferentes accesos. Ya son varios los hoteles que han adoptado esta tecnología para la apertura de puertas a través del dispositivo móvil de los clientes, ahorrando el quebradero de cabeza que supone muchas veces el uso de llaves o tarjetas.

MyStreetBook es un recomendador de rutas personalizadas que conecta los intereses de cada turista con el sitio que visita. Este sistema de gestión y promoción inteligente para destinos turísticos relaciona al visitante con los destinos escogidos y el resto de condiciones externas como horarios, medios de transporte o cuestiones de accesibilidad. La startup presentará su app en Fitur con Costa del Sol Tourism Hub en el área Fitur Know-How & Export.

Por su parte, Imaginar Project, una empresa de desarrollo que aprovecha y aplica las nuevas tecnologías sobre dispositivos móviles para el mundo real (realidad aumentada, realidad virtual, aplicaciones…), presentará junto al Ayuntamiento de El Ejido una app para el fomento del turismo. Se trata de El Ejido 360 Tour, una aplicación que permite al usuario disfrutar de una experiencia inmersiva de realidad virtual. Esta aplicación es capaz de meter al usuario dentro del Espacio Natural de Punta Entina Sabinar y hacerle sentir la sensación de estar allí en primera persona dentro de una experiencia inmersiva de realidad virtual.

Proyectos andaluces que favorecen el nuevo turismo

Pero no todo acaba en Fitur. Son muy numerosos los proyectos andaluces que tienen una relación directa o indirecta con el turismo y que están formando parte del avance de este sector a pasos agigantados. Las nuevas soluciones que brotan desde la comunidad andaluza para mejorar y avanzar en el turismo son innumerables.

En la capital hispalense encontramos al equipo de Cohosting, otra startup que trabaja para que el turismo acometa nuevas fronteras y transforme la percepción de los turistas y los procesos. Más allá de los paquetes experienciales, nada nuevo ya en el sector, este proyecto empresarial propone una comunidad donde anfitriones, empresas y freelances hagan para el viajero un planning completo, con todo tipo de ofertas culturales, gastronómicas, pero que incluye además otros servicios como recogidas desde el aeropuerto o que el turista se encuentre ya con la nevera llena al llegar al alojamiento. Un paso más de lo que hasta ahora nos estaban ofertando.

Wallevents facilita el acceso y la difusión de los eventos culturales, corporativos y deportivos de las ciudades, los promociona y los geolocaliza. Funciona a través de un algoritmo que facilita recomendaciones personalizadas.

VitaeSoft simplifica y automatiza a través de sus plataformas digitales los procesos llevados a cabo en la gestión de congresos, eventos y actividades de formación. Son especialistas en dar un servicio de desarrollo web y soporte virtual especializado para empresas, instituciones y cualquier tipo de organización.

Andalucía Open Future potencia el crecimiento de las startups

La iniciativa conjunta de la Junta de Andalucía y Telefónica, Andalucía Open Future, tiene un programa de aceleración de empresas tecnológicas e innovadoras en Andalucía. Se trata de un programa que ayuda a las startups a crecer en los primeros meses de su salida al mercado, y que se desarrolla en los tres centros de crowdworking que ofrece a los emprendedores en Sevilla (El Cubo), en Málaga, en colaboración con su Ayuntamiento, (La Farola) y en Almería, también en acuerdo con su Ayuntamiento (El Cable).

Andalucía Open Future es un hervidero de empresas en ebullición a las que, con una buena estrategia y mentorizaciones, un espacio para llevar a cabo su actividad empresarial y el respaldo de dos entidades como la Junta de Andalucía y Telefónica, este impulso las hace llegar muy lejos en el mercado y de forma altamente competitiva.