Presentación nueva convocatoria Alhambra Venture, en El Cubo

¡La nueva edición de Alhambra Venture está en marcha! Este programa abre una nueva convocatoria para captar talento emprendedor. En concreto, se seleccionarán 20 proyectos innovadores para su presentación los próximos días 10 y 11 de julio en la que será la mayor cita del emprendimiento del Sur de España. ¿Te animas?

Y como en Andalucía Open Future no queremos que dejes pasar esta gran oportunidad, el próximo 24 de abril te invitamos a El Cubo para que conozcas todos los detalles de esta nueva convocatoria de Alhambra Venture.

 

Alhambra Venture

Si no la conoces, se trata de una iniciativa promovida por el diario IDEAL cuyo objetivo es la aceleración de proyectos innovadores e invertibles, a los que se acompañará en su maduración, financiación y puesta en marcha.

Para esta edición ya han confirmado su asistencia más de 50 inversores y business angels interesados en conocer los proyectos que se presentan al evento.

Las startups que deseen participar en el programa deberán presentar sus proyectos antes del 30 de abril.

Los que sean seleccionados pasarán a la fase de formación, tras la cual presentarán su proyecto en las jornadas de Alhambra Venture que tendrán lugar en el Palacio de Congresos de Granada los días 10 y 11 de julio.

 

¡Ven a El Cubo y entérate de todo!

La presentación de esta nueva edición correrá a cargo de Pablo Madina y Diego Vargas del Grupo IDEAL y responsables del foro de inversión.

Además, contaremos con la presencia de startups aceleradas en El Cubo que han participado en anteriores ediciones de Alhambra Venture: Eurasmus, OpenWebinars, Ad-Lib, MyPlayz y MissionBox.

Andalucía Open Future estará muy presente en esta nueva edición, tanto, que el proveedor de  transporte del evento será LocalTerminal, otra de nuestras startups.

Te esperamos en El Cubo el martes 24 de abril a las 12:30h. ¡No faltes!

Rondas de financiación: ¿Cuestión de confianza?

Para obtener recursos económicos que nos permitan desarrollar nuestro negocio en Andalucía los emprendedores disponen de varias herramientas. Os contamos algunas de ellas.

Una empresa no inicia su actividad en el momento en que se hace visible, sino mucho antes. El iceberg que supone el camino del emprendimiento guarda en la capa invisible muchas horas de trabajo, retos de diversa índole. Y ninguno de ellos es sencillo. No lo son porque implican numerosos factores y un conocimiento profundo de cada uno de ellos.

La idea inicial, la oportunidad en el mercado, el planteamiento del proyecto y el impulso necesario para poner en marcha la empresa se anclan paulatinamente con la aparición de los problemas o, simplemente, de aquellos puntos clave que no habíamos tenido en cuenta al principio por falta de experiencia o de visión estratégica. Uno de ellos es la financiación del proyecto.

La financiación no es otra cosa que conseguir los recursos económicos necesarios para desarrollar nuestra actividad empresarial de forma sostenible teniendo en cuenta las necesidades reales. Reales porque hemos de hacer una consideración sincera y profesional del dinero que necesitamos y de los plazos y la forma de generar beneficios para poder hacer frente a los gastos que se van a generar.

¿En qué o quiénes pensamos cuando hablamos de la financiación para hacer realidad nuestra idea inicial? ¿Quién creerá en nosotros? ¿Cuánto necesitamos y para qué? ¿Cómo explicamos nuestra idea para que suene convincente? ¿Seremos capaces de devolver a tiempo el dinero que debemos?

Tipos de financiación

¿Quién puede ayudarnos?

Probablemente, la primera solución que se nos viene a la cabeza al pensar en financiación sean los bancos. También existen organismos como el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial), una Entidad Pública Empresarial dependiente del Ministerio de Economía Industria y Competitividad; ENISA (Empresa Nacional de Innovación, SME, SA), dependiente del mismo ministerio; o subvenciones públicas como INNPACTO. Otra posibilidad es la de recurrir a los contactos cercanos, a los que llaman FFF (family, friends and fools), o participar en concursos.

Asimismo, la Junta de Andalucía ofrece asesoramiento y ayudas financieras de distinta naturaleza para llevar a cabo un proyecto empresarial a través de varios programas.

Sin embargo, las empresas tienen más posibilidades en otras fuentes de financiación de diversa naturaleza. Una de ellas consiste en obtener capital riesgo a través de las rondas de financiación, que no solo son útiles a la hora de constituir una empresa; también en el lanzamiento de nuevos servicios o productos, de expansión y apertura a nuevos mercados o de nuevos planteamientos estratégicos. Se trata de un proceso por el que una empresa capta capital de inversores dando cabida a nuevos socios que adquieren parte del control de la compañía, que exigen un retorno afín a su inversión y que empezarán a formar parte de las decisiones de la empresa. Y eso hay que tenerlo muy en cuenta. Y es que las rondas de financiación implican ciertos riesgos. Sobre todo, en lo que a la pérdida del control de la empresa se refiere.

Es un camino exigente para el emprendedor, que puede alargarse más de un año, y en el que se acaba haciendo un análisis exhaustivo y muy útil del modelo de negocio y de su rentabilidad. Hay que preparar bien el terreno.

Por ello, el proceso implica conocer a distintos tipos de inversores, y en el camino vamos a conocer a profesionales realmente interesantes que nos pueden aportar sabios consejos. Aunque no todos los potenciales inversores nos serán útiles, ya que muchos actuarán en función del área de actividad: nadie invierte en lo que no entiende. Los Angel Business o los Venture Capital (inversores de capital riesgo), por ejemplo, son dos de los más conocidos y de los utilizados por las startups. Encontramos otro tipo de inversiones en las plataformas de crowdfunding, empresas con algún vínculo previo o acuerdos con los proveedores para pagar en largos plazos.

Formalizando la propuesta

Existen numerosos eventos sobre emprendimiento a todos los niveles donde podemos establecer contacto con múltiples tipos de inversores. Las redes especializadas o los clubes privados son otros entornos donde encontrarnos con los posibles inversores. Estos son solo puntos de contacto, encuentros iniciales desde donde provocaremos, gracias a nuestro buen hacer, una segunda cita más extensa que nos servirá, probablemente, para cerrar de forma más consistente una propuesta en firme y, finalmente, el term sheet, que es una carta de intenciones donde el inversor declara su intención de participar en el proyecto. En este documento, además, se dejará constancia de cuáles son las condiciones o cláusulas para los socios de la empresa.

Durante estas citas trataremos de ser lo más claro posible sobre cuánta financiación necesitamos, así como los plazos y la implicación exacta de los inversores en el proyecto. Nuestro posible inversor se rodeará de su equipo y nos hará preguntas que evidencien las debilidades de nuestro proyecto. Es aquí donde debemos mostrar un profundo conocimiento del mercado y nuestra idea, y demostrar que hemos estudiado todas las opciones posibles.

Al final de todo el proceso, se formaliza el pacto de socios mediante la rúbrica ante notario.

¿Se trata, pues, de una cuestión de confianza por parte de los inversores? Cuestión de confianza sí, pero no cuestión de fe. Es decir, es el fruto de nuestro trabajo previo, nuestra percepción de la idea de negocio y la forma de explicarla, de mostrarla a nuestros potenciales inversores la que determinará que sea o no aprobada y a que haya una apuesta total por lo aquello en lo que nosotros hemos creído previamente.

Una cuestión de confianza que se fundamenta en la viabilidad del negocio, en la implicación en el mismo por las dos partes, los inversores y nosotros mismos. Podemos seguir los siguientes consejos que nos ayudarán a conseguir cerrar el trato:

  1. Seguir la actualidad en foros de emprendimiento y de empresarios
  2. Interesarse por los posibles business angels con los que nos encontraremos
  3. No pedir nunca un acuerdo de confidencialidad
  4. Tener clara la estrategia de marketing y de crecimiento tras el lanzamiento
  5. No perseguir a los inversores ni acosarlos mediante llamadas o correos
  6. Aceptar un «no» por respuesta
  7. Preparar un discurso sólido

 

Fotografía: rawpixel.com

Andalucía Open Future presenta sus 12 mejores empresas ante más de 50 inversores nacionales e internacionales

Toda startup tiene varios componentes indispensables  para formarse como tal y también para avanzar. La idea es fundamental, pero no basta con la idea. El equipo, los recursos, la capacidad y el potencial humanos son la base a partir de la cual todo se construirá; son los cimientos. Pero la inversión se vuelve una necesidad en cierta fase del proyecto. Los recursos económicos y financieros nos permite posicionarnos en la dirección correcta.

Los emprendedores forman parte del programa de aceleración en los tres espacios que la iniciativa Andalucía Open Future tiene en Sevilla (El Cubo), Málaga (La Farola) y Almería (El Cable), y se han reunido en el espacio de la capital hispalense para celebrar el ‘Investor Day’, el Foro de Inversión de la iniciativa, un evento que tiene como objetivo la captación de capital por parte de los inversores invitados.

Se trata de la segunda edición de este encuentro propiciado por Andalucía Open Future, en el que los emprendedores tuvieron la ocasión de presentar sus ideas en tan solo cinco minutos ante todos los inversores. En ese tiempo, tienen que convencerlos para que, en una segunda fase del día, los inversores seleccionen aquellos proyectos que deseen conocer con más profundidad en una serie de reuniones one to one, es decir, un careo a solas.

En ese momento los emprendedores buscan la inversión que necesitan para sacar sus proyectos adelante, cantidad que oscila desde los 150.000 hasta los dos millones de euros.

A este evento han acudido distintas instituciones, que a partir de las 11:00 horas presentaron ante los asistentes esta nueva edición del Investor Day. Entre otras personalidades, en esta segunda edición del Investor Day contamos con la presencia de María Jesús Almazor, directora de Territorio Sur de Telefónica; Francisco Javier Castro, secretario general de Innovación, Industria y Energía de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, y José Ignacio Morales y Juan Jesús Velasco, responsables de El Cubo.

Doce proyectos, doce ideas

Doce son las empresas que han aprovechado esta oportunidad de encontrar financiación de una forma directa. Entre ellas, encontramos ideas tan dispares como innovadoras. Desde una startup que ofrece soluciones tipográficas para diseñadores, una plataforma web a través de la que se organiza un servicio de recogida de vehículos para llevarlos al taller, hasta un proveedor de tecnologías para plataformas de financiación participativa e inversores de crowdlending.

Los proyectos elegidos son, por parte del espacio de crowdworking El Cubo, Fontown, Muquo Games, Bubocar, Shopinshop, Mission Box y Wifree Zone. Desde el centro malagueño, La Farola, aterrizan otras cuatro startups. Se trata de Bugaloop, Mindiff, Hrider y Frinwo. Por último, las empresas aceleradas en El Cable que han estado en el Investor Day son Winvestify e Imaginar Project.

Entre los inversores encontramos a representantes de Wayra, Unicaja, la Asociación Business Angels Costa del Sol o Crazy4Media, entre otros.

Abierta convocatoria Reto AOF

Junta de Andalucía y Telefónica han abierto el plazo del ‘RetoAOF’ para seleccionar hasta 19 nuevas empresas para formar parte de su programa de emprendimiento de base innovadora Andalucía Open Future. Las empresas interesadas en participar para acelerar sus proyectos tienen hasta el 28 de noviembre para presentar sus proyectos el #RetoAOF.

Term Sheets y negociación con inversores. Nueva sesión en El Cubo

Si estás en busca de financiación para tu startup, no te puedes perder la próxima sesión en El Cubo sobre Term Sheets o Carta de Intenciones.

El próximo martes 21 de febrero a las 10:00h celebramos una nueva sesión en nuestro espacio de crowdworking en Sevilla. Nuestros mentores en Derecho Mercantil y Tributario, pertenecientes a Montero Aramburu Abogados, continúan sus sesiones en El Cubo. En esta ocasión, vienen a hablarnos sobre el “Term Sheet” o Carta de Intenciones.

¿Qué es un Term Sheet o Carta de Intenciones? ¿Cómo es el proceso de negociación con inversores? ¿Qué tipo de modificaciones hace el inversor en el pacto de socios? ¿De qué forma cambia el gobierno de una empresa con la entrada de inversores? Todas estas cuestiones y otras muchas, las resolveremos en El Cubo.

QUIERO ASISTIR

¿Qué es un Term Sheet?

El Term Sheet, también conocido como Carta de Intenciones o Letter of Intentions (LOI), es el documento donde el inversor declara su interés en participar en el proyecto presentado por los emprendedores. La entrega de este documento es un paso muy importante en el proceso de negociación con inversores. Conviene mencionar, no obstante, que este documento no obliga al inversor a poner dinero en la startup.

El Term Sheet pretende informar y dejar claro a los socios de la empresa desde el principio cuáles son las reglas del juego por las que se rige el inversor.

La sesión en El Cubo abordará el proceso de negociación con los inversores analizando el Term Sheet (o Carta de Intenciones) así como el proceso de due dilligence (auditoría), el pacto de socios y otros aspectos.

QUIERO ASISTIR

¿Vienes?

La charla es abierta a todos aquellos emprendedores interesados en el tema. Si estás en busca de financiación para tu proyecto: ¡ésta es tu oportunidad!

Ven a El Cubo y aprende de la mano de nuestros mentores qué papel juega este documento en la negociación con inversores.

Recuerda:

  • Martes, 21 de febrero.
  • De 10:00h a 12:00h.
  • En El Cubo (C/ Camino de los Descubrimientos, 41092, PCT Cartuja, Sevilla).

No te lo pierdas y confirma tu asistencia ahora. ¡Nos vemos en El Cubo!

Inversión: ¿Qué busca un inversor en nuestra startup?

Smart Money

A principios de enero, junto al equipo de Andalucía Open Future, tuve la ocasión de asistir a Smart Money. Es un evento organizado por Loogic que giraba alrededor de la inversión en startups.

Uno de los aspectos de lo que más se habló en el evento fue un factor clave para cualquier emprendedor. “¿Qué es lo que busca un inversor cuando se plantea invertir en nuestra startup?“.

Siempre hay que ponerse en el otro lado de la mesa y visualizar por qué se van a jugar su dinero con nosotros.

Siempre estamos quejándonos de la cantidad de pitches que hacemos para inversores. De la cantidad de puertas que hay que llamar. Del poco tiempo que nos dan o lo difícil que es buscar financiación para nuestro proyecto.

Sin embargo, me gustaría hacer una reflexión. ¿cuántas veces nos hemos planteado si estamos enseñando nuestro proyecto a un inversor que de verdad tiene interés y/o conocimientos sobre nuestro sector de actividad?

Otra reflexión que deberíamos plantearnos es la siguiente: ¿conocemos realmente qué demanda un inversor de nuestra startup para invertir en ella?

Consejos para dirigirse a unos inversores

Si no conocemos a los inversores a los que nos dirigimos, tenemos un gran problema: vamos a ciegas. Básicamente, estamos soltándole nuestro “discurso tipo” a una persona que probablemente no tiene ningún interés en invertir en nuestro sector de actividad.

Captar a un inversor es un trabajo de precisión. De poco vale usar el mismo discurso siempre o tratar a todos los inversores por igual. Tenemos que hacer microsegmentación; no podemos cazar inversores como el que caza moscas.

Cuando vayamos a ir a una ronda de inversión, os recomiendo que primero investiguemos la página web de los fondos de inversión, o de los propios inversores, que vayan a acudir al foro o evento al que asistamos. También deberíamos revisar el perfil de LinkedIn de los inversores; toda esta labor previa de investigación, probablemente, nos ayude a encontrar dónde han realizado inversiones en los últimos años. Si vemos que lo hacen en el sector de actividad que esta nuestra startup, entonces tendremos que dar siguiente paso.

Adaptemos el mensaje, huyamos del “café para todos”. A cada uno nos gusta el café de una manera. Igualmente a los inversores les gusta sentirse diferentes y no que utilicemos el mismo discurso genérico.

¿Dónde ponemos foco en el pitch personalizado al inversor?

Como se suele decir: “agradezco que me hagas esa pregunta”. Principalmente, el discurso debería cubrir los siguientes aspectos:

  1. Escalabilidad del producto-servicio: ¿somos escalables?
  2. Equipo humano: ¿tenemos el equipo humano necesario para hacer crecer nuestra startup o por el contrario somos un grupo de amigos de la facultad o compañeros de clase que comparte el mismo porcentaje de acciones?
  3. Inversión: ¿realmente necesitamos en este momento de maduración de nuestro proyecto la cantidad de inversión que estamos pidiendo? ¿Es la inversión que pedimos proporcional a la valoración que damos a nuestra startup y la participación societaria que estamos dispuestos a ceder al inversor?
  4. Desinversión: ¿tenemos previsto cómo vamos a dar salida al inversor, una vez pasado el ciclo de vida de éste?

Todos estos aspectos los iremos estudiando con detenimiento en sucesivos artículos pero, desde este momento, os invito a meditar en los puntos antes mencionados y pensar en lo siguiente: ¿cómo está posicionada nuestra startup con respecto a…?

“Se necesitan hombres para viaje peligroso. Salario bajos, frío extremo, meses de completa oscuridad, peligro constante, retorno ileso dudoso. Honores y reconocimiento en caso de éxito” Ernest Shackleton.

Escrito por Javier Pérez Caro, consultor de Management, profesor y mentor en El Cubo de Andalucía Open Future.

Imágenes: Simon Cunningham (Flickr), Marta Sánchez (Flickr) y The Orkla Group (Flickr)

¿Cuál es la documentación que debemos preparar para un inversor?

Investor desk

Para que una startup pueda funcionar, además de desarrollar un producto o un servicio excelente, necesita buscar financiación. La búsqueda de financiación no es un proceso simple; es una combinación de dotes de negociación, búsqueda de oportunidades, networking, una buena presentación y, posiblemente, un buen trampolín como un foro de inversión o una aceleradora de startups como El Cubo de Andalucía Open Future.

Cuando iniciamos el contacto con un inversor, por ejemplo tras realizar una presentación en un foro, lo más normal es que tengamos que enviarle algún tipo de documentación que les sirva para analizar nuestro proyecto. El inversor espera que la documentación esté lista, es decir, no podemos permitirnos el lujo de hacer esperar a un inversor porque no tengamos preparada una presentación ejecutiva o un resumen de nuestro proyecto; si nos solicitan información, debemos ser ágiles y responder rápidamente.

Una startup no puede dejar “escapar un tren” contestándole a un inversor que tiene preparar la documentación y, por tanto, que la va a enviar “en un par de días”. Todos estos documentos deben estar preparados con antelación, para reaccionar rápidamente y, lo más importante, considerar este tipo de documentos como algo vivo y, por tanto, en proceso constante de actualización.

Este tipo de documentos suelen denominarse investor deck y, como su nombre indica, están orientadas a su lectura por inversores. Dicho de otra forma, si es un inversor el que tiene que leer la documentación, ésta debe estar orientada hacia el negocio más que orientarla hacia clientes (o hacia las funcionalidades de un producto).

¿Qué documentos forman parte del investor deck?

Normalmente, solemos manejar tres tipos de documentos aunque, eso sí, no se usan a la vez. La idea es que cada documento sea una introducción al siguiente; si llamamos la atención del inversor, éste nos irá pidiendo más datos e información sobre nuestra startup y, con estos documentos, iremos cubriendo estas necesidades de información:

  • Resumen ejecutivo o one pager
  • Presentación ejecutiva
  • Documentación sobre el estado financiero de tu startup

El Resumen ejecutivo

El resumen ejecutivo (o “one pager”) es un documento muy importante porque puede convertirse en una herramienta de aceptación o descarte frente a un inversor. En una sola página debemos ser capaces de resumir toda la actividad de nuestra startup y, además, tenemos que ser capaces de resumir el producto o servicio desarrollado en una única frase (y que ésta, además, tenga “gancho”), algo que conocemos como Twitter Pitch.

Hacer nuestro resumen ejecutivo no es un ejercicio simple, debemos ser capaces de presentar toda la información básica de nuestro negocio, llamar la atención del inversor y conseguir el engagement necesario como para que nos pida más información sobre nuestra startup. Pensemos que el inversor revisa decenas de resúmenes ejecutivos cada día y, entre tanta competencia, debemos destacar con algo que capte su atención.

En este sentido, la información que debemos reflejar en nuestro one pager debería ser la siguiente:

  • Identificar bien las necesidades del cliente (dolor del cliente) y la solución concreta que proporciona tu startup
  • Equipo que gestiona el proyecto: miembros, experiencia previa, preparación, etc.
  • Mercado potencial (bien identificado)
  • Modelo de negocio (cómo ganamos dinero)
  • Análisis de la competencia (bien estudiada)
  • Ventaja competitiva de tu startup frente a la competencia
  • Datos generales de tu startup (contacto, composición, accionariado, etc.)

Si nuestro one pager surte el efecto deseado, es muy probable que el inversor nos solicite más información y tengamos que enviarle una presentación ejecutiva.

14718143074_4764ba244f_z.jpg

Presentación ejecutiva

Cuando hablamos de presentaciones, casi de manera natural, tendemos a pensar en un elevator pitch. En una presentación destinada a un elevator pitch buscamos que el público se fije en nosotros. Evitamos que haya que leer texto en las diapositivas para que el foco de atención se fije en la persona que realiza la exposición. Dicho de otra forma, la presentación del elevator pitch busca ser algo visual, un elemento de apoyo para nuestra exposición; sin embargo, la presentación ejecutiva destinada a un inversor es todo lo contrario porque debe ser algo que sea fácil de leer dado que nosotros no vamos a poder estar al lado del inversor para contarle nuestro proyecto.

¿Y qué aspectos debe cubrir la presentación ejecutiva de nuestra startup?

  • En una presentación ejecutiva debemos ser capaces de explicar, de una manera algo más extensa, los puntos descritos en el one pager.
  • El resumen ejecutivo nos puede abrir la puerta de un inversor. Si nuestra startup le interesa, éste querrá saber más de nosotros y la información que necesita debe estar en el resumen ejecutivo.
  • Hay que pensar que el resumen ejecutivo debe ser autosuficiente; la presentación debe orientarse para que alguien la pueda revisar sin necesidad de que tengamos que estar presentes (o por videoconferencia) exponiéndola.
  • Los mensajes deben quedar claros y el storytelling debe ser coherente.

Teniendo en cuenta estos aspectos, un buen esquema de presentación ejecutiva podría ser el siguiente:

  • Título / portada (1 diapositiva)
  • Identificación y descripción del problema que resuelve nuestra startup (1-2 diapositivas)
  • Solución que aportamos al problema identificado (1 diapositiva)
  • Exposición de la solución de manera práctica, aportando imágenes de nuestro producto o servicio (1-2 diapositivas)
  • Métricas de nuestro producto/servicio: fortalezas, tracción actual, pilotos realizados, ventas realizadas, interés generado… (1 diapositiva)
  • Tamaño del mercado: análisis bottom-up, usuarios actuales y proyectar hasta el target (1 diapositiva)
  • Análisis de la competencia: comparativa de nuestros servicios frente a los que ofrecen nuestros competidores (1 diapositiva)
  • ¿Cómo vamos a superar a nuestra competencia? barreras de entrada, canales de distribución, acciones de marketing… (1-2 diapositivas)
  • Análisis financiero: datos financieros, proyecciones de ingresos, modelo de negocio, mercado objetivo (B2B/B2C) (1 diapositiva)
  • Acuerdos cerrados con inversores, accionariado, financiación que se busca y qué se va a hacer a grandes rasgos con el dinero invertido (1 diapositiva)
  • Equipo de trabajo: miembros, roles, experiencia previa… (1 diapositiva)
  • Resumen final con ideas clave (1 diapositiva)
  • Datos de contacto (1 diapositiva)

2886389751_5da44816a1_z.jpg

El análisis financiero

Si hemos conocido a un inversor en un evento de networking o tras hacer un pitch y éste se interesó en nuestra startup, lo más seguro es que nos pidiese un one pager. Si el resumen de una página captó su atención, seguidamente nos solicitaría el resumen ejecutivo y, si tras esto, le hemos cautivado, entonces habrá que pasar a la fase de análisis financiero.

Un inversor, evidentemente, se va a interesar por la “salud económica” de tu startup antes de depositar su confianza (dinero) en el proyecto. Con esta idea, deberíamos tener preparada y actualizada la siguiente documentación:

  • Estado de resultados y balance
  • Estado de cash flow (junto al dinero que se quema da una idea de la “vida” de la startup)
  • Tracción de mercado (incluyendo datos sobre el mercado total, el target y el mercado alcanzado
  • Premisas y suposiciones: bases y escenario sobre la que se construyen los documentos o estados financieros

Todos los documentos de los que hemos hablado son documentos vivos, por tanto, debemos tenerlos actualizados constantemente; es decir, cada pivotaje que realicemos o cada hito que alcancemos debe quedar perfectamente reflejado en nuestro investor deck para que, siempre que nos lo soliciten, podamos enviar una foto fiel del estado de nuestra startup.

Imagen: Elijah van der Giessen (Flickr) y Mike Schinkel (Flickr)