Emprender es también un juego de niños

Un equipo de niños de 6º de primaria visitan El Cubo

Una jefa de estudios del colegio público Huerta del Carmen de Sevilla se ha acercado con un equipo (en mayúsculas) de niños de 6º de primaria a las instalaciones de El Cubo. Su objetivo fue dar a conocer cómo trabajan los emprendedores en nuestro centro de crowdworking, así como en Andalucía Emprende y en Emprépolis.

La carta de presentación del conjunto de niños visitantes fue la de ser los ganadores del II Concurso de Jóvenes Emprendedores organizado por Thamer y la Fundación Cajasol. Su final tuvo lugar el pasado 30 de mayo. Vinieron a ver el Cubo y sus habitantes. Pero también fueron invitados a contarnos su idea de negocio “DesConectamos Jugando” o “Playing Unplugged” porque también se atreven con el inglés.

Hicieron un pitch perfecto, aprovechando el tiempo de exposición y yendo del problema detectado a la solución encontrada. Hablaron los 8 asistentes, cada uno en su momento, explicaron su web (porque sí, la idea la han aterrizado en un servicio operativo) y contestaron con frescura a cuantas preguntas se le realizaron.

Su idea de negocio

Mostraron una actitud humilde pero convencida de su hazaña (el proyecto). Adornaron su puesta en escena con ese barniz de multiculturalidad que es seña de identidad del barrio donde viven, la Macarena. Agradecieron a sus maestros la oportunidad y lo aprendido. Y también, expresaron con detalle su idea de negocio que se resume de la siguiente manera:

-“Los niños de nuestra edad no se relacionan ni interactúan en casa con los otros miembros de otras generaciones con los que conviven”.

-“Los niños de nuestra edad parecen sólo encontrar diversión en gadgets tecnológicos y en los juegos que se descargan”.

-“Se nos ha ocurrido que podemos recopilar todos los juegos tradicionales en una única web. Así rescatamos aquellos que nos cuenten nuestros padres y abuelos, de forma que los documentemos y los hagamos accesibles a cualquiera que tenga ganas de divertirse en familia, de forma económica y original”.

El producto mínimo viable es una (super) web, traducida a cuatro idiomas (chino, ruso, español e inglés). Tiene una imagen corporativa, vídeos tutoriales, con indicación del nº de jugadores necesarios. También aparece el material que se requiere y la procedencia del juego. Cabe la posibilidad de ser alimentada por más niños y abierta al feedback.

Podríamos decir “TOMA YA”, pero quedémonos en aplaudirles y animarles a seguir emprendiendo con esa ilusión, ganas y valentía.

“DesConectamos jugando”

Si sólo un abuelo vuelve a jugar al tres en raya o al ahorcado porque su nieto le cuenta que ha aprendido el juego, el proyecto “DesConectamos jugando” ya habrá sido un éxito. Han hecho un uso sabio de la tecnología, aterrizado en un proyecto socialmente responsable. Sin duda la imaginación de estos niños son una buena lección. Su idea es digna de pasar por el Pabellón de Francia.

Todos los que les hemos escuchado hemos dado las gracias al unísono. Fue toda una lección de emprendimiento y de uso del SOMOS (en plural) para demostrar un buen trabajo en equipo. Mucha suerte y ¡enhorabuena!

Más información: www.desconectamosjugando.com

Escrito por Jose Ignacio Morales, miembro del equipo de El Cubo de Andalucía Open Future.