Conoce a Javier Pérez Caro, mentor en el área de marketing y ventas

Entrevista a Javier Pérez Caro

El Cubo tiene abierta una nueva convocatoria para seleccionar hasta 10 startups para su programa de aceleración. El plazo está abierto hasta el próximo 1 de septiembre. Por tanto, va quedando menos tiempo para proceder a la selección de las startups. Hoy vamos a conocer a otro de nuestros mentores: Javier Pérez Caro. Es especialista en Smart Agro y mentor en el área de marketing y ventas.

Con el objetivo de que las startups interesadas conozcan algo mejor en qué consiste el programa de aceleración o con quiénes trabajarán, estamos mostrando algunas líneas básicas sobre el programa de aceleración, los contactos que ofrecemos a nuestras startups, la experiencia de las startups que ya han pasado por El Cubo o presentando a algunos de nuestros mentores.

Si alguna vez vienes por El Cubo, o decides presentar la candidatura de tu startup a la convocatoria, es muy probable que te cruces con Javier; no es usuario habitual de nuestras salas de reuniones y le gusta conversar con los miembros de las startups mientras dan un paseo por las instalaciones, por tanto, es normal encontrarse con Javier mientras está en una de sus sesiones de mentorización.

Preséntate, ¿quién es Javier Pérez Caro?

Uff, buena pregunta… quién soy… un pobre diablo amante de su Écija natal, de la buena cocina y de compartir conocimiento.

Soy consultor, profesor en las áreas de gestión de empresa y marketing, mentor de startups, ponente, speaker, me encanta la bicicleta, betico de corazón, blogger, lector empedernido…

Quizás estas sean mis facetas más conocidas; dentro de mi faceta menos conocida por el gran público, soy agricultor, me encanta perderme por mi olivos, hacer pruebas con ellos poniendo y quitando cables, sensores, sondas y artilugios varios para poder medir, mejorar y optimizar las plantaciones. Dicho de otra forma, intento ser un buen embajador del #SmartAgro y aplicarlo a mi propio cultivo.

¿Cómo conociste El Cubo?

Conocí El Cubo el día en el que se inauguró. José Antonio Pérez, CEO de Restaurant50, me invitó a acompañarlo y en dicha presentación conocí la iniciativa. Después de la inauguración, quedé con Nacho y JJ y, a partir de ahí, arrancó mi colaboración con la iniciativa Andalucía Open Future.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención o te atrajo de la iniciativa?

Principalmente, lo que más me llamó fue la posibilidad de poder ayudar al ecosistema emprendedor de Andalucía y contribuir a darle visibilidad. En Andalucía tenemos talento, tenemos gente muy capaz pero nos faltaba un sitio en el que poder ofrecer apoyo, ayuda y asesoramiento y El Cubo, precisamente, es el sitio idóneo para poder hacerlo.

¿Cómo fue tu primera experiencia con El Cubo?

Mi primera experiencia fue en una de las primeras dinámicas que El Cubo organizó al arrancar el programa de aceleración. Se trataba de una sesión de elevator pitch colectiva que tenía una doble misión; por un lado, las startups escuchaban a sus compañeras y podían aprender unas de otras y, por otro lado, también asistía un panel de mentores y profesionales de distintas empresas y entidades para ofrecer feedback a cada startup sobre su discurso o sobre su modelo de negocio.

 

¿Cómo ha sido tu experiencia en este primer año del Cubo?

Mi experiencia ha sido muy positiva… Es muy gratificante poder aportar a personas que, realmente, son auténticas esponjas.  Además, están deseando que les puedas ayudar a hacer evolucionar sus negocios.

¿Qué destacarías?

De este primer año, me quedo con haber podido formar parte de un gran proyecto como es El Cubo y Andalucía Open Future; una iniciativa en la que he podido aportar, acompañar y ayudar a sembrar los cimientos de empresas con mucho potencial.

¿Qué te ha aportado El Cubo?

El Cubo te aporta y, además, te aporta mucho: conocimiento, actualización continua, visión de futuro, reflexión, aprender a escuchar… También te ofrece distintos puntos de vista gracias a la multiculturalidad de los proyectos y, sobre todo, por la inocencia del emprendedor.

¿Qué enseñanzas te llevas del primer programa de aceleración?

La principal enseñanza es que nunca me acostaré sin haber aprendido algo nuevo, cada sesión siempre te aporta algo. Cualquier persona, por pequeña que te pueda parecer, si estás dispuesto a escuchar lo que te tiene que decir, seguramente te podrá enseñar mucho sobre su negocio.

¿Cuál es el papel que debe jugar un mentor dentro de un programa de aceleración de startups?

El mentor tiene un papel muy importante dentro de la evolución de una startup. Tiene la labor de acompañar, asesorar y hacer reflexionar a los fundadores de una startup sobre su proyecto y su modelo de negocio. No está para dirigir la empresa pero sí para acompañar en la toma de decisiones. También permite plantear las mismas dudas que va a plantear el mercado.

También es el encargado de poner los medios para que el equipo pueda crecer y madure. Y sobre todo, se cohesione a medida que la empresa está creciendo. A veces, dentro de este proceso, toca ejercer de palanca para desbloquear situaciones de enroque entre los socios y también hay que jugar el rol de facilitador y ayudarles a preparar reuniones con potenciales clientes o realizar alguna llamada que permita concertarles una buena reunión.

De todas formas, no todo se ciñe al negocio, a veces también toca ejercer de “pañuelo de lágrimas” tanto en lo profesional como en lo personal y servir de apoyo a los emprendedores cuando la situación se pone fea.

¿Qué crees que puede aportar El Cubo a los emprendedores andaluces?

Principalmente, desde El Cubo aportamos saber hacer, lo que se llama el “know-how”. El equipo de mentores tiene experiencia en el mundo empresarial y eso, al final, te permite revertir en las startups aceleradas experiencia de primera mano y contactos de calidad que sumados al espacio, al equipo humano que está en el proyecto y el acompañamiento que se ofrece pueden ofrecer un gran impulso a los emprendedores de Andalucía.

¿Puede suponer un punto de inflexión para su trayectoria?

El Cubo es un punto de inflexión para todas las personas que estamos bajo el paraguas de Andalucía Open Future. El crecimiento y cambio que ves en las personas es muy grande; si viésemos como fue el primer día de ellos y cómo ha sido nuestra despedida en los últimos días de julio, podríais entender lo que os quiero hacer ver cuando hablamos de cambio después de pasar por una aceleradora como El Cubo.

 

¿Animarías a los emprendedores a presentar su proyecto a la nueva convocatoria? ¿Qué les dirías?

Sin duda les animo a que se postulen. Entrar en El cubo es una gran oportunidad no solo para ti como persona individual también para tu equipo-proyecto.

Avanzaréis y de qué manera. Sin duda, serán meses muy duros pero, como todo en la vida, tendréis un gran recompensa si sabéis aprovechar todo lo que vamos a poner a vuestra disposición: todo el equipo humano que está apoyando la iniciativa Andalucía Open Future.

Si eres emprendedor, no te pierdas el tren que te llevará al futuro.

¿Cuál es tu visión sobre el ecosistema de startups y emprendedores de Andalucía? ¿Qué puede hacer El Cubo para impulsar el ecosistema local?

El ecosistema de startups de Andalucía es muy potente. Quizás no tiene toda la visibilidad que debiera, pero eso es algo que podemos subsanar; lo importante ahora, desde mi punto de vista, es potenciar el talento, ayudar a los emprendedores a acelerar, pilotar, rectificar, salir al mercado, probar, testar, monetizar, ayudar a la sociedad, devolver-retornar a nuestra sociedad todo o parte de lo que ella nos da…

Subiros al tren que Andalucía Open Future pone a vuestra disposición. Estaré encantado de trabajar, compartir, aprender de vosotros.  Quiero aportar mi granito de arena para daros un gran empujón. Mi objetivo es que seáis el cambio que queremos ver en la sociedad.